#EscribirEnInternet

Google Analytics: definición de objetivos

Como ya comentamos en otro artículo, la analítica web no es solo tener incluido el código de Google Analytics y ver las visitas que tenemos. La analítica web es una disciplina más compleja que debería permitir extraer conclusiones a partir de sus resultados y definir estrategias basadas en la información y los datos recabados en la web.

Para que estos datos brutos aporten información estratégica relevante es importante una óptima configuración de la herramienta, para obtener informes claros y segmentados. En los siguientes artículos indicaremos algunos elementos clave en la configuración que aumentarán las capacidades de la ya de por sí potente herramienta Google Analytics.

Comenzaremos con la configuración de los objetivos, que se definen como aquellas páginas a las que se llega cuando el visitante cumple con uno de los objetivos del sitio web, por ejemplo, la página de «Gracias por contactar con nosotros».

Sin la definición de objetivos podríamos obtener los datos brutos de los usuarios que han llegado a esta página, pero si configuramos correctamente esta opción seremos capaces de responder a preguntas como ¿qué usuarios son los que más compran: los nuevos o los recurrentes; los que llegan desde los buscadores o los que llegan desde alguna fuente de referencia? ¿Qué palabras ofrecen mejores resultados?, etc.

El proceso de creación de objetivos es muy simple y se puede hacer en unos seis pasos:

El primer paso será, obviamente, definir cuáles serán las páginas objetivo. Google Analytics nos permite definir hasta 20. Para la explicación imaginemos que nuestra página objetivo será la de «gracias por comprar» con la URL «compra-realizada.php».

Una vez decidida la página accederemos a nuestra cuenta de Google Analytics, en la opción de «Mis conversiones > Objetivos > Configurar objetivos y Embudos de conversión».

Después, crearemos un nuevo objetivo en la pestaña «Objetivo»

El siguiente paso será indicar el tipo de objetivo que queremos definir, que puede ser:

– Página vista, como el caso que se muestra en el ejemplo.

– Tiempo en el sitio, que nos permitirá marcar los usuarios que sobrepasan un tiempo determinado en el sitio web.

– Páginas/visita, que servirá para definir un objetivo basado en el número de páginas vistas por una visita.

– Eventos, que se utilizan para medir el comportamiento de los usuarios en la página, normalmente sus acciones en páginas con Flash o Javascript. En próximas entradas analizaremos también su configuración.

5. Tras elegir «Página vista» como tipo de objetivo, indicaremos su URL (en nuestro ejemplo «compra-realizada.php»), el valor del objetivo y el tipo de concordancia que, a su vez, puede ser de tres clases:

– Exacta: la URL del objetivo debe coincidir exactamente con la indicada.

– Principal: la URL del objetivo debe coincidir con la indicada, pero sin el dominio.

– Expresiones regulares: solo debe coincidir el texto incluido. Es la más habitual para evitar problemas con parámetros inesperados en la URL, pero se debe tener cuidado de que no tengamos dos URL que coincidan.

Finalmente, es recomendable la creación de un embudo de conversión que permita detectar si se están perdiendo usuarios en alguna parte del proceso. Por ejemplo, en un proceso de compra podríamos definir los pasos desde el acceso al carro de la compra hasta la confirmación del pago.

Una vez hecho esto, solo nos queda esperar que entren nuestros clientes a la web para que podamos ver en la sección de objetivos un gráfico como este:

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: