Más opciones

  • Patrocina:

  • Asesora:

    Real Academia Española
#EscribirEnInternet

Estilos directo e indirecto

Valorar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

¡VOTA!

1 valoraciones | 4,00 sobre 5

Cuáles son las características de estos dos estilos y los errores más frecuentes que debes evitar.

Estilo directo
Es el que reproduce las palabras textuales de alguien. La forma de introducirlo es escribir dos puntos después del verbo y, a continuación y entrecomillada, las palabras textuales que se quieren reproducir.

  • El presidente Obama dijo: “Este viaje a Puerto Rico es un mensaje a todos los hispanos”.

Los verbos con los que típicamente aparece son los llamados verbos dicendi, como decir, afirmar, recordar, etc. Los que sirven, en general, para decir, preguntar, responder, replicar, aconsejar, gritar, etc.

La forma del estilo directo cambia en los textos literarios, en los que suele aparecer así:

—En fin, ¿cómo puede mantenerse cuerdo con tanto calor? —dijo Hemlatha a nadie en particular.

Estilo indirecto
Es el que reproduce lo que alguien ha dicho, pero sin emplear sus palabras textuales. El uso del estilo indirecto requiere de algunos cambios en la oración para poder establecer las correctas relaciones de concordancia entre los tiempos verbales, los pronombres u otros elementos deícticos que puedan aparecer.

  • Hemlatha dijo que cómo podía mantenerse cuerdo con tanto calor.

A diferencia del estilo directo, después del verbo no se escriben dos puntos sino que se introduce la conjunción que y se cambia el tiempo verbal de acuerdo con la oración subordinada.

Licencia de Creative Commons © MMXIV - Los contenidos elaborados por Fundéu que se publican en esta web lo hacen bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported