#EscribirEnInternet

De teclas y teclados…

El teclado es junto al ratón la principal herramienta que usamos para interactuar con el ordenador. A través de sus teclas jugamos a juegos, accedemos a programas y, sobre todo, nos comunicamos. Conocer el funcionamiento del teclado nos permite no solo escribir un correo electrónico de trabajo, sino también añadir expresividad a los mensajes [ :-) ] o respetar las particularidades de cada lengua (España se escribe con ñ).

La mayoría de los teclados tienen entre 80 y 110 teclas, casi todas con el mismo tamaño y forma y colocadas a la misma distancia. Hay teclas alfanuméricas, que tienen asignadas una función cuando las pulsamos; pero también hay otras que esconden múltiples caracteres cuando las combinamos con otras teclas (Alt + 2 es igual a @).

En los países occidentales los teclados siguen una distribución de teclas parecida. Esta estructura recibe el nombre de QWERTY porque las seis primeras letras que aparecen en la primera fila comenzando por la izquierda siguen esa secuencia. Esta disposición del teclado ya aparecía en las máquinas de escribir, para mecanografiar más rápido usando las dos manos cuando tecleamos la mayoría de las palabras.

El teclado QWERTY se amolda a las peculiaridades de cada país, se adapta a sus normas ortográficas y caracteres específicos. Así, por ejemplo, en Alemania se llama teclado QWERTZ y en Francia AZERTY porque esas son las seis teclas más usadas en sus respectivas lenguas. A diferencia del resto, los teclados para usuarios de España e Hispanoamérica incluyen la letra ñ y facilitan la acentuación de las palabras.

Incluso entre países que comparten la misma lengua la distribución de teclas es sensible a algunas particularidades. La principal diferencia entre el teclado español y el hispanoamericano es la ausencia de cedilla (ç). Otras peculiaridades tienen que ver con las teclas modificadoras: para escribir la arroba se pulsa Alt + 2 en el teclado español. Sin embargo, en la disposición hispanoamericana hay que emplear Alt + Q.

Unicode es el sistema responsable de que nuestros mensajes lleguen a su destinatario sin perder ningún carácter por el camino. Otros lenguajes de codificación sin dimensión internacional tienen problemas de compatibilidad y muestran caracteres incorrectos o ilegibles, también conocidos como mojibakes.

Unicode en cambio está presente en la mayoría de los sistemas operativos, navegadores web y plataformas, como Twitter o Gmail. En total, más del 60 % de la web es compatible con este estándar de codificación, que abarca más de un millón de caracteres para la mayoría de los alfabetos (desde el chino al ruso) y usa un código de lenguaje único para cada carácter.

Con Unicode podemos utilizar de forma correcta signos como la raya (—), semirraya (–) y el menos (−). También es ideal para añadir expresividad en nuestra escritura mezclando letras e iconos gracias a su extensa librería de símbolos.

Para conocer Unicode con más profundidad y saber cómo introducir caracteres fácilmente es recomendable darse una vuelta por su web oficial.

Los sistemas de escritura han evolucionado hasta ser posible escribir sin la necesidad de un teclado, tan solo con la voz. Estas utilidades se han popularizado en dispositivos móviles y consisten en la traducción de órdenes de voz en letras que después pueden tener distintas formas de expresión, desde un correo electrónico a un texto de opinión.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: