demarrar y demarraje, formas válidas

Foto: ©Archivo Efe/Guillaume Horcajuelo

El verbo demarrar y su sustantivo derivado demarraje (provenientes de los términos franceses démarrer y démarrage) son formas válidas para aludir, en determinados deportes como el ciclismo, a la acción en la que un deportista acelera bruscamente para distanciarse de sus competidores.

Es frecuente encontrar en los medios de comunicación frases como «Hoy ha decidido demarrar a la antigua usanza, en la base del puerto, aprovechando un movimiento de Sergio Godoy, del equipo local» o «El alavés Ruiz de Larrínaga demarró en la arena y sacó unos metros a sus compañeros».

Tanto demarrar como demarraje figuran desde el 2001 en el Diccionario académico en redonda como palabras ya adaptadas al español, de modo que los ejemplos anteriores son correctos.

En todo caso, se recuerda que, como recurso de enriquecimiento léxico, estas formas pueden alternar con otras tradicionales como arrancar/arranque (o arrancada) y acelerar/acelerón.

Ver también ciclismo, claves de redacción.

#puestaapunto. Esta recomendación sustituye a una anterior que daba preferencia al uso de arrancar frente a demarrar por ser esta última un galicismo.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: