| |

sustantivos epicenos

Quisiera saber cuáles de estos sustantivos tienen significado epiceno: periodista, dínamo, margen, criatura, agravante, bebé, cómplice, rata, ratón, centinela, apócope.

Conviene distinguir entre tres categorías de sustantivos: los epicenos, los comunes en cuanto al género y los ambiguos en cuanto al género.

– Los epicenos son sustantivos con un solo género, masculino o femenino, que designan personas o seres animados de ambos sexos: criatura, rata, ratón. (Como ve, lo que es epiceno no es el significado, sino el propio sustantivo).

– Los sustantivos comunes en cuanto al género carecen de género propio y necesitan el artículo u otro determinante para diferenciar el sexo de la persona a la que aluden: el periodista / la periodista, el cómplice / la cómplice, el centinela / la centinela.

– Los sustantivos ambiguos en cuanto al género designan seres inanimados y pueden ir acompañados indistintamente por determinativos y adjetivos masculinos y femeninos: el dínamo (o dinamo) / la dínamo (o dinamo).

Respecto al resto de los sustantivos:

– de margen dice el Diccionario panhispánico de dudas:

En el español actual es masculino cuando significa ‘espacio en blanco alrededor de lo escrito’ (el margen de la página), ‘espacio u ocasión para algo’ (el margen de actuación, el margen de confianza) y ‘diferencia prevista’ (el margen de beneficio, el margen de error). Cuando significa ‘orilla’, puede usarse en ambos géneros, aunque es más habitual el femenino: «Las tropas siguen avanzando por la margen derecha del río» (Alape Paz [Col. 1985]); «En el margen del río sinuosas luces rojas dejaban su estela» (Arias Silencio [Esp. 1991]).

Por lo tanto, cuando significa ‘orilla’ es ambiguo, y cuando no, masculino.

– de agravante dice:

‘Que aumenta la gravedad de algo’: «El ácido salicílico puede producir un efecto agravante en algunas enfermedades alérgicas» (Aguilar Dieta [Esp. 1995]). Cuando este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en masculino o en femenino, dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido –el (factor, elemento, etc.) agravante, la (circunstancia, razón, etc.) agravante-: «Si afuera el tumulto era grande, adentro no ocurría menos, con el agravante de una ventilación escasa» (Sánchez Héroe [Col. 1988]); «Es una agravante del dolor el conocer la bondad de un ser del que luego te ves privado» (Aguilera Caricia [Méx. 1983]). En el lenguaje jurídico, es preferible su empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz agravante es sinónima de la construcción circunstancia agravante (‘motivo legal para aumentar la responsabilidad penal del condenado’): «El fiscal calificó los hechos como delito de asesinato con la agravante de parentesco» (Abc [Esp.] 18.7.97).

bebé ha funcionado hasta hace poco en España como sustantivo epiceno (el bebé, tanto para niños como para niñas), mientras que en Latinoamérica lo hacía como común en cuanto al género (el bebé, la bebé). Este último uso se está imponiendo en la actualidad también en España.

apócope es femenino.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas consultas atendidas

exconseller

Estoy escribiendo un artículo y dudo si «ex conseller» se escribe junto o separado...

fitness

Veo que se utiliza constantemente la palabra fitness en los gimnasios y se ha extendido...

puberto

¿Puede usarse la palabra puberto como sinónimo de adolescente o ‘persona que se encuentra...

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: