ser la mano derecha de alguien, no el mano derecha

Foto: ©Archivo Efe/Juan Carlos Cárdenas

Cuando la expresión mano derecha va precedida de determinantes, estos siempre van en femenino, con independencia del género del referente: la mano derecha, no el mano derecha.

Sin embargo, es habitual encontrar en los medios de comunicación frases como «Así lo confirmó ayer el mano derecha de Del Bosque», «Maduro dice que el mano derecha de Uribe está tras el asesinato de Serra» o «Carmona se convirtió en el mano derecha de Gómez en el 2008».

El Diccionario de la Real Academia Española recoge esta expresión con el significado, entre otros, de ‘persona muy útil a otra como auxiliar o colaborador’, con la marca de femenino, esto es, la mano derecha, con independencia de que el referente sea un hombre o una mujer.

Así, en los ejemplos anteriores, lo adecuado habría sido escribir «Así lo confirmó ayer la mano derecha de Del Bosque», «Maduro dice que la mano derecha de Uribe está tras el asesinato de Serra» y «Carmona se convirtió en la mano derecha de Gómez en el 2008».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: