prolijo no equivale a prolífico

© Foto archivo Efe

Con excesiva frecuencia, para indicar que un escritor o un artista tienen una obra extensa se emplea el adjetivo prolijo: «Martí fue un autor prolijo», «Romain Rolland, escritor prolijo, dramaturgo, biógrafo, musicólogo…», sin advertir que al usarlo se está censurando al autor, ya que prolijo significa ‘largo en exceso’ o ‘impertinente, pesado, molesto’.

Por lo general, el error proviene  de confundir prolijo con prolífico, que, dicho de un creador, quiere decir ‘autor de muchas obras’ y es el adjetivo que debería emplearse en esos casos.

Debe recordarse que prolijo tiene también otro significado, que se utiliza sobre todo en el Cono Sur: el de ‘cuidadoso’ o ‘esmerado’: «Le gusta tener la casa muy prolija» equivale, en este caso, a que le gusta tenerla ordenada y limpia.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: