precipitaciones en forma de..., perífrasis

Foto: ©Archivo Efe/nieve-Esteban Cobo

Se emplean con frecuencia estructuras rebuscadas en sustitución de palabras concretas propias de nuestra lengua, como precipitaciones en forma de agua por lluvia.

La construcción precipitaciones en forma de nieve/agua aparece a menudo en las secciones de meteorología de los medios de comunicación para referirse a las nevadas y las lluvias, como en los siguientes ejemplos: «En Ribagorza, ayer se registraron precipitaciones en forma de nieve por encima de los 1500 metros de altitud» o «las precipitaciones en forma de lluvia descenderán un 40 % en la mitad sur de la península al final del siglo XXI».

Se recomienda evitar esta forma porque, aunque es correcta, usar este tipo de perífrasis en las informaciones puede dificultar la comprensión del texto o del discurso.

Por lo tanto, habría sido más correcto escribir: «En Ribagorza, ayer se registraron nevadas por encima de los 1500 metros de altitud» o «las lluvias descenderán un 40 % en la mitad sur de la península al final del siglo XXI».

Por otra parte, recordamos algunos de los verbos y sustantivos que se podrían utilizar en las informaciones meteorológicas en lugar de esta alambicada construcción: nevar/nevada, llover/lluvia, granizar/granizada, lloviznar/llovizna, caer un chaparrón/chaparrón, etcétera.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: