Foto: ©Archivo Efe/Jeon Heon-Kyun

desplomar(se), en economía, solo con caídas grandes

Foto: ©Archivo Efe/Jeon Heon-Kyun

El verbo desplomar(se) y el sustantivo desplome son términos que, en las informaciones bursátiles, aluden preferiblemente a grandes caídas, de modo que no conviene emplearlos para descensos de la cotización pequeños o moderados.

En noticias, sobre todo de corte económico, se encuentran ejemplos como «El índice español se desploma un 0,26 % por la caída de la banca» o «El Íbex 35 cerró en positivo tras una sesión volátil en la que llegó a desplomarse un 0,05 %».

En la acepción más afín a los contextos económicos, el Diccionario de la lengua española señala que desplomar(se) es ‘arruinarse, perderse’, definición próxima a la de diccionarios de uso como el María Moliner (‘desaparecer brusca o violentamente una cosa no material’) y el Salamanca (‘desaparecer una cosa bruscamente’).

Por ello, lo aconsejable es utilizarlo para grandes caídas, no para informar sobre reducciones pequeñas. Lo mismo ocurre con verbos como hundir(se), desmoronar(se) o derrumbar(se), con los que puede alternar desplomar(se).

Para referirse a pequeñas disminuciones se recomienda usar alternativas que no contengan este matiz, como caer, bajar o descender.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El índice español baja un 0,26 % por la caída de la banca» y «El Íbex 35 cerró en positivo tras una sesión volátil en la que llegó a descender un 0,05 %».

Ver también crac, mejor que crack.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: