Foto: © Archivo Efe/Fehim Demir

línea roja, uso correcto

Foto: © Archivo Efe/Fehim Demir

La expresión línea roja sirve para señalar los límites de una acción o decisión y con ella se expresa aquello que se considera inaceptable y que no se puede traspasar.

Este giro es un calco del inglés red line, pero su uso se ha generalizado en español y se puede considerar válido; sin embargo, la línea roja la establece aquello que no se puede sobrepasar y no aquello que es factible, que se considera válido o que no entraña peligro, es decir, aquello que claramente queda antes de la línea roja.

De ese modo, en lugar de «La línea roja del Gobierno es no enviar tropas de combate» habría sido más apropiado «La línea roja del Gobierno es el envío de tropas de combate», pues esta acción marca el comienzo de lo que no se quiere hacer; sí es apropiado en cambio «Mourinho cruza otra línea roja al dejar en el banquillo a Iker Casillas», pues no sacar a Casillas es el punto que ya se considera inaceptable.

Finalmente, aunque sea una expresión válida, se recomienda no abusar de ella y se recuerda que hay alternativas como límiterayatopepuntos innegociables o, según el caso, máximo mínimo.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: