el Poder Legislativo ejerce el poder legislativo 

Foto: © Archivo Efe/Gustavo Cuevas

Los distintos poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial) se escriben con inicial minúscula cuando se alude a ellos de forma genérica, pero con mayúscula si forman parte de un nombre propio o si se refieren a una institución concreta.

La Ortografía de la lengua española recomienda el uso de la minúscula cuando esas expresiones se refieren «a la facultad o poder en sí», como en «El poder legislativo recae en el Congreso».

En cambio, cuando aluden específicamente a los órganos que ejercen esos poderes o facultades es preferible el uso de la mayúscula, ya que designan entonces a instituciones concretas, como en «Disputa entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo por el control al Gobierno», donde Poder Legislativo se refiere al Parlamento, las Cortes… y (Poder) Ejecutivo al Gobierno.

También se usa la mayúscula cuando forman parte de un nombre propio: «El Consejo General del Poder Judicial elige hoy a su presidente»; o de su mención abreviada: «El Poder Judicial sancionará al juez investigado por corrupción».

Se recuerda además que la palabra ejecutivo se escribe con mayúscula cuando designa al Gobierno de una nación: «El Ejecutivo recortará el gasto en 2000 millones para ajustar el déficit».

En cambio, las denominaciones que se aplican a los llamados poderes fácticos, formadas por la palabra poder precedida por un ordinal, se escriben en minúscula: «La prensa constituye el cuarto poder en los sistemas democráticos».

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: