facilitar que, mejor que facilitar a que

Foto: © Archivo Efe/Manuel Corujo

Facilitar que y no facilitar a que es el giro apropiado para expresar la acción de hacer más fácil que un determinado objetivo se consiga.

En las noticias es muy frecuente que se emplee el giro impropio con la preposición, como se muestra en los siguientes ejemplos: «El Estado debe facilitar a que se logre ese objetivo», «Las corrientes oceánicas podrían haber facilitado a que esta pieza llegara a ese lugar» o «La casa estaba construida de madera, lo que facilitó a que las llamas se propagaran rápidamente».

Tal como señala el Diccionario del estudiante, de las Academias de la Lengua, el verbo facilitar va acompañado de aquello que se hace más fácil como complemento directo, como en «La maquinaria facilita el trabajo». La misma construcción se aplica al caso en que el complemento empieza por que: «La maquinaria facilita que el trabajo sea más rápido».

Es posible que la adición de la preposición sea un cruce con otras expresiones de significado similar que sí requieren su presencia, como ayudar a que y contribuir a que.

Así, en los ejemplos precedentes lo adecuado habría sido bien suprimir a, o bien cambiar el verbo, es decir: «El Estado debe facilitar que se logre ese objetivo», «Las corrientes oceánicas podrían haber ayudado a que esta pieza llegara a ese lugar» y «La casa estaba construida de madera, lo que contribuyó a que las llamas se propagaran rápidamente».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: