enfermedades preexistentes, mejor que preexistencias

Foto: ©Archivo Efe/Yoon S. Byun / POOL

La expresión enfermedades preexistentes, sin espacio ni guion entre el prefijo pre- y el adjetivo existentes, resulta preferible al sustantivo preexistencias en el ámbito de los seguros médicos.

En los medios de comunicación pueden verse frases como «Que se acaben las garantías para personas con preexistencias es una de las razones por la que esta ley significa tanto para el presidente Trump», «La nueva propuesta implicará que millones de personas con preexistencias verán subir en miles de dólares el costo de sus pólizas» o «Las coberturas no abarcan las preexistencias».

De acuerdo con el Diccionario académico, el sustantivo preexistencia es un término propio de la filosofía. Su uso en el ámbito de los seguros médicos para aludir a las patologías del cliente existentes con anterioridad a la fecha de la contratación del producto no es transparente, por lo que resulta aconsejable emplear enfermedades preexistentes, giro más claro y asentado entre los hablantes.

Además, se recuerda que lo apropiado es escribir preexistentes, no pre existentes ni pre-existentes, pues los prefijos se escriben junto a la palabra a la que afectan.

Por tanto, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir «Que se acaben las garantías para personas con enfermedades preexistentes es una de las razones por la que esta ley significa tanto para el presidente Trump», «La nueva propuesta implicará que millones de personas con enfermedades preexistentes verán subir en miles de dólares el costo de sus pólizas» y «Las coberturas no abarcan las enfermedades preexistentes».

Ver también vocales dobles en palabras con prefijo.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: