clasificarse para, no clasificarse a

Foto: © Archivo Efe/Ernesto Arias

Con el verbo clasificar(se), la competición o la fase a la que se logra acceder va introducida por la preposición para, no aclasificar(se) para el Mundial.

Es común leer noticias en las que se emplea de forma inapropiada la preposición a, como en «Chile no se clasificó al Mundial Rusia 2018», «Colombia se clasificó al Mundial y Perú jugará el repechaje» o «Del Potro se clasificó a las semifinales en Basilea».

El Diccionario panhispánico de dudas hace referencia concreta a este uso preposicional y señala que, cuando el verbo clasificar(se) es intransitivo y se refiere a ‘conseguir los resultados necesarios para participar o continuar en una competencia o competición’, va normalmente acompañado de un complemento introducido por para, y no por a.

La confusión puede tener su causa en que tanto para como a son preposiciones que expresan destino. La diferencia, según recoge la Nueva gramática de la lengua española, es que a se refiere a un destino físico, de ubicación, mientras que para incluye también un sentido de destino figurado, el de finalidad y propósito.

Así, en los ejemplos anteriores lo más adecuado habría sido decir «Chile no se clasificó para el Mundial Rusia 2018», «Colombia se clasificó para el Mundial y Perú jugará el repechaje» y «Del Potro se clasificó para las semifinales en Basilea».

Ver también clasificarse para algo, pero también clasificar para algo.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: