abrogar no es arrogarse ni atribuirse

Foto: © Archivo Efe/Shawn Thew

El verbo abrogar significa ‘abolir o declarar nula una ley’, por lo que es inadecuado su uso en lugar de arrogarse con el sentido de ‘atribuirse un derecho o facultad de manera indebida’.

En los medios de comunicación se está extendiendo el empleo de esta voz con este sentido que no le es propio, como por ejemplo en «No pocos Gobiernos se han abrogado la facultad de poder vigilar a los ciudadanos en Internet», «Estados Unidos se abrogó el derecho de imponer sus intereses por la fuerza» o «El consejero aseveró que el instituto no puede abrogarse atribuciones que van más allá de lo que le confiere la legislación».

Tal como se comprueba en el Diccionario académico, el verbo abrogar es un término del ámbito del derecho que significa ‘abolir, derogar’, además de que su uso como pronominal no es adecuado, como señala el Diccionario panhispánico de dudas. Sin embargo, se confunde a menudo con arrogarse, verbo este último que la misma obra define como ‘apropiarse indebida o exageradamente de cosas inmateriales, como facultades, derechos u honores’.

Así, en las frases anteriores, lo apropiado habría sido «No pocos Gobiernos se han arrogado la facultad de poder vigilar a los ciudadanos en Internet», «Estados Unidos se arrogó el derecho de imponer sus intereses por la fuerza» y «El consejero aseveró que el instituto no puede arrogarse atribuciones que van más allá de lo que le confiere la legislación».

Sí es apropiado el uso de abrogar en, por ejemplo, «El Gobierno abrogó la ley sobre herencias», pues aquí lo que se quiere expresar es que se ha derogado.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: