temas a tratar, problemas a resolver, usos desaconsejados

Foto: ©Archivo Efe/Justin Lane

Construcciones como temas a tratar o problemas a resolver resultan desaconsejables cuando la preposición a se puede reemplazar por para, que o por.

Las construcciones que se adaptan a la estructura sustantivo + a + infinitivo del tipo aspectos a tratar, cuestiones a resolver o asuntos a comentar constituyen un calco del francés. En español se emplean frecuentemente con sustantivos abstractos (tema, asunto, cuestión, cantidad, problema, etc.) y verbos como realizar, resolver, tener en cuenta, ingresar, deducir, comentar, etc.

Tal como señala la Gramática académica, esta construcción no es inédita en la lengua clásica, pero puntualiza que, a pesar de su extensión, goza de poco prestigio en la lengua actual y, por tanto, recomienda que en su lugar se empleen expresiones alternativas con las preposiciones por y para o con el relativo que, según resulte más apropiado.

De este modo, son preferibles frases como «Quedan diez partidos por disputar» o «Hay tres temas que/para discutir» a «Quedan diez partidos a disputar» o «Hay tres temas a discutir».

Menos recomendable aún es su uso cuando puede suprimirse el complemento formado por a + infinitivo sin modificar el significado de la frase: «Ese comportamiento no es un modelo» mejor que «… un modelo a seguir» y «Ese es el objetivo de la primera fase» mejor que «… el objetivo a cumplir en…».

No obstante, en el ámbito mercantil y contable no son raras expresiones como total a pagar o cantidad a recibir, que en estos contextos —a pesar de corresponderse con la estructura desaconsejada— se pueden considerar admisibles, pues permiten los acortamientos asentados de a pagar y a recibir.

 

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: