Foto: ©Archivo Efe/Roland Weihrauch

se pronostica el resultado de un partido, no de un sorteo

Foto: ©Archivo Efe/Roland Weihrauch

Pronosticar, según el Diccionario académico, significa ‘conocer por algunos indicios lo futuro’, por lo que no es apropiado su uso para referirse al resultado de un sorteo, que depende única y exclusivamente del azar; para este caso,  lo adecuado sería emplear el verbo predecir.

Es bastante común, sin embargo, leer y escuchar noticias en las que se «pronostica» el resultado de un sorteo, como los que se celebran para establecer las eliminatorias en algunas competiciones deportivas: «Los lectores pueden dejar sus pronósticos para el sorteo de la Champions en nuestra página», «El jugador blanco ya pronosticó el cruce con el club bávaro» o «No se cumplieron los pronósticos de muchos madridistas: el Real no se cruzará con el Barça en cuartos».

En todos estos casos lo apropiado habría sido hablar de predicciones, presentimientos o apuestas, pero no de pronósticos, pues en los sorteos, salvo que sean amañados, no se da ningún indicio o señal que ofrezca pistas sobre sus resultados y, por lo tanto, no pueden pronosticarse.

Se pronostica el tiempo, el resultado de un partido o una posible enfermedad porque se dispone de alguna información o indicio sobre ellos (una secuencia meteorológica habitual, el estado de forma de un equipo o una serie de síntomas), pero no se puede pronosticar el resultado de lo que solo depende del azar.

Foto: ©FundéuBBVA

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: