Reunión de crisis sobre Libia en París (Francia)

laboratorio de ideas, mejor que think tank

Foto: © archivo Efe

La expresión laboratorio de ideas es preferible al anglicismo think tank, con el que se hace referencia a una institución o a un grupo de expertos que se reúne para reflexionar o investigar sobre asuntos de relevancia global, como defensa, política, educación…

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «“Cualquier decisión de entrar en Idlib necesitará la luz verde de Ankara”, explica el analista del think tank del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales», «Según el think tank Bruegel, en agosto la capitalización había caído ya hasta los 200 000 millones» o «El principal instigador es el diputado ultraconservador Jacob Ress-Mogg, al frente del influyente ‘think tank’ European Research Group».

De acuerdo con la base de datos terminológica de la Unión Europea, think tank puede traducirse como laboratorio de ideas grupo de reflexión. También cuentan con uso, aunque menos extendido, expresiones como centro de pensamiento vivero de ideas.

Así pues, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir «“Cualquier decisión de entrar en Idlib necesitará la luz verde de Ankara”, explica el analista del laboratorio de ideas del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales», «Según el laboratorio de ideas Bruegel, en agosto la capitalización había caído ya hasta los 200 000 millones» y «El principal instigador es el diputado ultraconservador Jacob Ress-Mogg, al frente del influyente grupo de reflexión European Research Group».

Si, no obstante, se desea emplear el anglicismo think tank (plural think tanks), lo apropiado es destacarlo en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario:

Los campos con * son obligatorios