sharía, mejor con tilde y en cursiva

Foto: ©Archivo Efe/Stringer

La forma sharía, en cursiva y con acento en la i, es la transcripción recomendada para aludir a la ley islámica.

Con motivo de la puesta en marcha de la ley que permite lapidar a los homosexuales en Brunéi, en los medios de comunicación pueden verse frases como «Entran en vigor en Brunéi los severos castigos de la sharia», «Peticiones de boicot contra Brunéi por la inminente implementación de la sharia» o «La decisión del sultán de Brunei de imponer la sharia rigorista provocó una ola de indignación mundial».

Este término fue incorporado al Diccionario académico en el 2017, con el significado de ‘ley religiosa islámica reguladora de todos los aspectos públicos y privados de la vida, y cuyo seguimiento se considera que conduce a la salvación’. Se trata de un nombre común que no necesita mayúscula.

Dado que sharía no es una voz tomada directamente de otra lengua, sino una transcripción a partir de un alfabeto no latino, se recomienda acentuarla si se desea preservar la pronunciación original, aunque también es válida la forma sin tilde, que se pronunciaría con la primera a tónica, en lugar de la i: sharia. Por otra parte, como incluye una secuencia consonántica ajena al español —el dígrafo sh— lo apropiado es escribirla en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.

También puede optarse por ley islámica, variante preferible a ley musulmana, pues la voz musulmán se reserva para referirse a los seguidores del islam.

Se recuerda además que la grafía adecuada del país asiático en el que se han aprobado estas penas contra los homosexuales es Brunéi, con tilde en la e, cuyo nombre oficial es Brunéi Darusalam, con una sola ese, y no Darussalam, como en ocasiones puede verse.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido más adecuado «Entran en vigor en Brunéi los severos castigos de la sharía», «Peticiones de boicot contra Brunéi por la inminente implementación de la sharía» y «La decisión del sultán de Brunei de imponer la sharía rigorista provocó una ola de indignación mundial».

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu duda en nuestra web?

Si no la encuentras, rellena este formulario:

Los campos con * son obligatorios