quimiofobia, mejor que quimifobia

Foto: ©Pexels

La forma quimiofobia es preferible a la alternativa quimifobia, para aludir a la aversión o el temor a las sustancias químicas y a los productos que las contienen. 

En los medios, es posible encontrar este término escrito de ambas maneras: «La quimiofobia, la “moda absurda” que indigna a los científicos» y «Quimiofobia: los riesgos de temer en exceso a los químicos» o «Quimifobia: ¿solo lo natural es bueno?» y «Que la quimifobia no te paralice».

Estas voces son neologismos que se están empleando para aludir al miedo exagerado a las sustancias químicas y a los productos que las contienen. Formalmente, quimiofobia está compuesta por el elemento compositivo quimio-, que, según el diccionario académico, ‘indica relación con la química, sus productos y sus procesos’, y –fobia, que significa ‘aversión’ o ‘rechazo’. 

Aunque la alternativa quimifobia no resulta incorrecta porque es una palabra formada por acronimia que, como tal, no es censurable, se prefiere la forma quimiofobia que emplea el prefijo quimio– íntegro, como se hace en otros términos formados con él (quimioterapia o quimiosíntesis)

Por ello, los dos primeros ejemplos se consideran adecuados, pero en los dos últimos habría sido preferible escribir «Quimiofobia: ¿solo lo natural es bueno?» y «Que la quimiofobia no te paralice».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu duda en nuestra web?

Si no la encuentras, rellena este formulario:

Los campos con * son obligatorios