no obstar para que, mejor que no obstar que

Foto: ©Archivo Efe/Jorge Mayoral

El verbo obstar, empleado casi siempre en oraciones negativas, va seguido de la preposición para(algo) no obsta para que.

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Esto no obsta que se tenga que investigar el financiamiento de las últimas campañas», «Eso no obsta que considere que asistimos a una campaña teledirigida contra la expresidenta» o «Nada obsta que en una misión haya dos embajadores».

Tal como señala el Diccionario panhispánico de dudas, obstar es un verbo intransitivo y se construye con un complemento introducido por para y, menos frecuentemente, por a. No se considera adecuado el uso transitivo de este verbo: (algo) no obsta que.

Así pues, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «Esto no obsta para que se tenga que investigar el financiamiento de las últimas campañas», «Eso no obsta para que considere que asistimos a una campaña teledirigida contra la expresidenta» y «Nada obsta para que en una misión haya dos embajadores».

Se recuerda que obstar es un verbo defectivo, esto es, que no se conjuga en todas sus formas; en este caso concreto, únicamente se emplea en tercera persona del singular o del plural (por ejemplo, obsta obstan, no obsto ni obstáis), tal como se puede ver en la conjugación ofrecida en el Diccionario de la lengua española.

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario:

Los campos con * son obligatorios