cruasán, adaptación de croissant

Foto: Pixabay/StockSnap

Cruasán, plural cruasanes, es la adaptación al español del galicismo croissant, con el que se designa a un ‘bollo de hojaldre en forma de media luna’.

En los medios de comunicación es habitual ver frases como «Alimentos de desayuno: magdalenas, bizcochos, croissanes, todo tipo de galletas, etc.», «Haremos turrón de curasán y de pan con aceite, elementos que todos podemos tener en casa», «Acompaña los croissantes con fruta y un vaso de leche o zumo» u «Otro debate culinario que preocupa a los españoles es la forma del croissant».

Como recoge el Diccionario de la lengua española, la grafía adaptada al español del término francés croissant es cruasán, y no curasán. Esta palabra permite la formación del plural regular cruasanes y de derivados como cruasantería (no el híbrido croissantería).

Conviene recordar que, si se desea utilizar el extranjerismo, lo adecuado es escribirlo con dos eses (no croisant) y destacarlo en cursiva o entre comillas si no se dispone de ese tipo de letra.

Así, en los ejemplos iniciales habría sido preferible usar las formas españolas cruasán o cruasanes o, en el último de ellos, si se deseaba mantener el galicismo, haberlo resaltado con cursiva o comillas.

Cabe destacar que en algunos países hispanohablantes de América existen alternativas para denominar a este tipo de bollo: medialuna (o media luna) en los países del Río de la Plata; cachito en Venezuela, Perú y Bolivia; cangrejo en Costa Rica, y cuernito en Argentina, México y Uruguay.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario:

Los campos con * son obligatorios