Noticias del español

| | | | |

| Verónica Viñas León
diariodeleon.es, España
Martes, 20 de mayo del 2008

«VAMOS A UN EMPOBRECIMIENTO DEL LENGUAJE POR FALTA DE LECTURA»

Entrevista | Víctor García de la Concha


De la Concha cierra hoy en León el ciclo que la Hullera ha dedicado a los académicos. Su conferencia versará sobre qué está haciendo y adónde va la Real Academia Española.


Intuye algunas preguntas inevitables. Los periodistas somos así de previsibles. Y una que cae fijo es sobre el lenguaje de los sms. También comprende que a un periódico local le interese hablar de León. De hecho, el director de la Real Academia Española es un gran amante de esta tierra. Casado con una leonesa, una plaza en Carrizo lleva el nombre de Víctor García de la Concha, algo que le hizo «muchísima ilusión». Hoy hablará en León del trabajo arduo y callado que realiza la RAE. Su conferencia cierra hoy en la Sala Región el ciclo organizado por la Hullera Vasco-Leonesa dedicado a los académicos de la lengua.

¿Es cierto que la RAE estudia una tabla de abreviaturas para los SMS?

-No. Ha sido un malentendido. Las abreviaturas en los sms están muy de moda. Acaba de celebrarse en San Millán de la Cogolla una reunión sobre el lenguaje de los jóvenes. La abreviatura es un fenómeno que nació con la escritura. Los primeros escritos, en piedra o en tablillas, ofrecían un soporte pequeño. El escritor que quería comunicar algo —por ejemplo, las cabras que tenía un pastor—, pretendía poner la mayor cantidad de datos con el menor número de signos. Los primeros escribas utilizaron las abreviaturas por esta razón. La escritura de los móviles es un caso más de esa funcionalidad de la abreviatura. ¿Eso genera un problema?. Todo depende de la formación lingüística del que envía el SMS. El problema se plantea si esa forma de escribir abreviada se traslada a la escritura normalizada y con incorrecciones ortográficas.

¿Cuántas barbaridades lee a diario?

-Por gusto, lo que leo son cosas que están bien escritas. Leo novelas, poesía, ensayo… A veces se tropieza uno con barbaridades en los anuncios; no en la prensa, donde hay mucha gente que escribe muy bien.

¿En España se habla peor que se escribe o viceversa?

-Quien bien habla, normalmente, está más cerca de escribir bien. Debo precisar que he oído hablar un español precioso a indios del altiplano —un español del siglo XVI—, y es posible que fueran analfabetos.

¿Qué opina de que este año hayan ingresado en la RAE dos leoneses?

-Me he alegrado mucho. Han ingresado no por ser leoneses, sino por que son un gran filólogo (Salvador Gutiérrez) y un gran escritor (José María Merino).

¿No cree que otros leoneses como Gamoneda, Crémer, Pereira, Colinas o Julio Llamazares deberían estar también en la RAE?

-¿Quiere que le de la larga lista de personas que me gustaría que estuvieran en la RAE? Son decenas. Sin embargo, la Academia es una corporación de sólo 46 personas. En cada momento la Academia elige dentro de esa gran lista al que más necesita, que puede ser un filólogo o un novelista o uno del cine; y, a veces, coincide que dos son de León…

¿Realmente los ciudadanos son los dueños del lenguaje?

-Los hablantes son los dueños del lenguaje. Eso lo enunció Horacio y también Quintiliano. El árbitro de la lengua es el uso. El uso es el que hace que una palabra arraigue entre los hablantes, que una palabra deje de utilizarse o que vuelva a emplearse o que cambie de matiz… Pero todas ellas quedan en el diccionario, que es el gran granero.

¿Y cuando la que arraiga es una palabra incorrecta?

-Sí, a veces arraigan palabras que no son acordes con la fonética española o que están mal construidas…

¿Vamos hacia un empobrecimiento del lenguaje por culpa del dominio del inglés en Internet?

-Vamos a un empobrecimiento del lenguaje por falta de lectura. Hoy llegan palabras anglosajonas como antes llegaban galicismos o italianismos. Es problema está en la formación.

¿Así hablas, así eres?

-Es hombre es un animal que habla; por tanto, el que no habla tiene recortada su humanidad. Y quien la enriquece es más capaz de ser persona. Las palabras pueden dar vida y matar, como decía Salinas. Depende de quién lleve el farol. Las palabras tienen una fuerza impresionante. Tres palabras, libertad, igualdad y fraternidad, sonaron a fines del XVIII y revolucionaron el mundo… La palabra puede perfeccionar como hombre y como ciudadano, porque quien tiene un dominio lingüístico no es fácil que le engañen con palabras.

¿De qué va a hablar hoy en León?

-Como es la clausura del ciclo Académicos de la Lengua en León , voy a hablar de la Academia, de qué estamos haciendo y adónde vamos. Decía un académico mexicano que «la Real Academia se ha hecho una academia real»…

¿La RAE sigue siendo una gran desconocida?

-Cada vez menos, pero sigue siendo muy desconocida. Por eso hoy quiero hablar en León de la esencia de la RAE y del trabajo que hacemos. Hoy llevo aquí desde las diez de la mañana, saldré a las diez de la noche, y no es un día excepcional.

¿La RAE es sensible a las palabras propias del leonés?

-Yo estoy casado con una leonesa. En Carrizo he trabajado mucho y tengo una plaza con mi nombre, lo cual me hizo muchísima ilusión. Soy leonés de pro. En el diccionario tenemos muchas palabras leonesas. Sucede que ahora hay que reordenar el Diccionario Histórico de la Lengua Española. En el diccionario de uso hay 90.000 entradas, así que los términos históricos deben estar en el Diccionario Histórico. Y queremos que sea un diccionario universal, que acoja palabras de una y otra región, de España y de Latinoamérica.

¿Una lengua como el leonés, que no tiene futuro, hay que dejarla morir?

-En el mundo puede haber 6.000 lenguas y la Unesco dice que a cada momento desaparecen algunas. Viajo mucho a América y allí sí que hay problemas con las lenguas minoritarias. Guatemala, por ejemplo, tiene 23 lenguas, 21 de ellas de la familia maya, y no se entienden entre sí. La academia maya está haciendo un esfuerzo por normalizarlo, pero los hablantes se resisten. En América hay centenares de lenguas que han desaparecido. No obstante, la Constitución española defiende el patrimonio lingüístico, porque es una riqueza más. El problema es cómo hacerlo: ¿construir una neolengua? En cuanto al leonés, está en la base del español y en el español de América, donde emigraron muchos leoneses.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: