Noticias del español

| | | |

| Efraín Osorio
lapatria.com, Colombia
Jueves, 8 de enero del 2008

TÉRMINOS EN INGLÉS; TRATAR; DONJUÁN

De esta manera, los que no sabemos ni pijaraña de inglés, y de economía menos aún, no nos quedaremos viendo un chispero, y los que así escriben no pasarán por presumidos, esnobistas o pedantes.


En el editorial de El Tiempo (XII-28-08), su redactor habla, sin definir los respectivos giros y términos, de hedge funds, endowment y decoupling, y sin tener en cuenta que no todos los que leen El Tiempo hablan inglés, ni todos los que hablan inglés leen El Tiempo.

El mismo diario, el 14 del mismo mes, dice: «Contrató 700 empleados y once firmas ‘outsourcing’»; y: «… como el flamante jefe internacional de tarjetas prepago de la ‘holding’ de David Murcia». De todos estos terminachos, el único que tiene patrocinador por estos lares es holding (no confundirlo, puesto que también significa esto, con los ‘abrazos’ que se dan los boxeadores dentro del cuadrilátero), del cual dice el Diccionario panhispánico de dudas: «Voz inglesa que se usa en economía con el sentido de ‘sociedad financiera cuyo activo está constituido, básicamente, por acciones y participaciones en otras sociedades’. La mayor parte de las veces puede sustituirse por la palabra española grupo». Si esto es así, ¿por qué no decirlo entonces en castellano? Por ejemplo: «… como el flamante jefe internacional de tarjetas prepago del grupo económico (o financiero) de David Murcia». De esta manera, los que no sabemos ni pijaraña de inglés, y de economía menos aún, no nos quedaremos viendo un chispero, y los que así escriben no pasarán por presumidos, esnobistas o pedantes. Y, de paso, honraremos nuestro idioma, como lo merece.

Afirmación aplicable a las locuciones y vocablos expuestos y no expuestos aquí. Así: en lugar de outsourcing, escribamos subcontratación; fondos compensatorios por hedge funds; en vez de endowment, digamos donación, dotación, fundación, según el contexto; y separación, desenganche, desacoplamiento por decoupling. Es lo indicado, señor, porque, si no es en revistas y libros especializados, ¿por qué diantres echar mano de voces y locuciones que casi nadie entiende?

Tratar, verbo actualmente mal tratado (o maltratado), puede ser transitivo (Aquel médico trata a sus pacientes con displicencia); intransitivo (La filosofía trata de los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad); o pronominal (En mi tiempo se experimentaban dificultades siempre que se trataba de sacar el censo de esta ciudad…). Marco Fidel Suárez, El sueño de la eficiencia).

La columnista de LA PATRIA, Gloria B. Salazar de la Cuesta, escribe: «La vida se trata de innovar y romper esquemas…», «Y de eso se trata todo esto, de crear polémica» (XII-27-08). Como en las dos oraciones los sujetos de las mismas (‘la vida’ y ‘todo esto’, respectivamente), están explícitos, no sólo sobra la partícula ‘se’, sino que el verbo tratar no es el adecuado en esos casos. Podría sustituirse por los verbos ser, consistir en o el que mejor exprese la idea pretendida. El académico Manuel Seco enseña: «‘Se trata de’ (seguido de nombre) con el sentido de ‘la persona, el objeto o el asunto en cuestión es’, es construcción impersonal, y por tanto no puede enunciarse con sujeto; se dice, pues, ‘Se trata de un delincuente habitual’, y no ‘El detenido se trata de un delincuente habitual’. Si se desea expresar el sujeto, debe emplearse simplemente el verbo ser: ‘El detenido es un delincuente habitual’». Más adelante añade: «Evítese también la confusión de tratarse de con tratar de: «¿De qué se trata su libro Cantabria en la literatura?». Aquí se ha querido decir ‘de qué trata’ (Diccionario de dudas). Más claro no canta Celedón.

Donjuán (De don Juan Tenorio, personaje de varias obras de ficción). 'Seductor de mujeres' (El Diccionario). «Don Juan encarna el prototipo de aventurero cínico, no siempre caballeresco, pero sí intrépido, que no sólo desprecia, sino que persigue el peligro, y va en busca de mujeres sin reparar en su linaje» (Enciclopedia Uteha). Es, pues, donjuán un sustantivo común, no un nombre propio, castizo y consagrado por autores de calidad, y debe emplearse así, no como lo hizo el escritor Eduardo García Aguilar en la siguiente frase: «… a su amigo el gran Don Juan y libertino Philippe Sollers…» (LA PATRIA, XII-21-09). Sus sinónimos son tenorio, casanova, conquistador, mujeriego, seductor. El columnista pudo, entonces, escribir simplemente: «… a su amigo el gran donjuán, Philippe Sollers…». Con lo cual habría expresado a cabalidad su pensamiento. Hay que anotar, sin embargo, que el diccionario de María Moliner escribe don Juan, no donjuán (término exclusivo en él para el nombre de una planta), con la definición de 'Hombre muy aficionado a galantear a las mujeres'.

Nota: Donjuán es asimismo una 'planta exótica, llamada también dondiego, de las nictagíneas, que se cultiva en los jardines por la abundancia de sus fragantes flores, que se abren al anochecer y se cierran al salir el sol (Julio Casares, Diccionario ideológico de la lengua española).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: