Noticias del español

| | | | |

| Javier Parra
www.hoyinternet.com
Viernes, 14 de noviembre del 2008

SPANGLISH Y OTRAS CONTAMINACIONES DEL IDIOMA ESPAÑOL

En EE. UU. hay actualmente unos 45 millones de inmigrantes hispanos, la gran mayoría de los cuales se expresan actualmente en spanglish.


El fenómeno sociolingüístico no cesa de aumentar porque cada día llegan a ese país, o al menos lo intentan, cientos de personas procedentes de naciones castellanohablantes. Se calcula que para el año 2050 la población hispanohablante será superior a los 132 millones, pero esa fuerte expansión de la lengua de Cervantes que reflejan las estadísticas no va acompañada de la cultura en español.Actualmente, unos seis millones de estudiantes de las distintas universidades norteamericanas reciben clases de esta lengua, lo cual le convierte en el idioma extranjero más estudiado. En la enseñanza secundaria acapara el 78 % de las matrículas, frente a las de francés (28,8 %) y alemán (5,4 %).

«Bastardo y hermoso»

El escritor y catedrático mexicano Ilán Stavans recordó durante una conferencia reciente en la Casa de América de Madrid que el tan utilizado spanglish en amplias zonas de Norteamérica es un idioma «bastardo, prostituido y hermoso» aunque con «un gran alcance» en el campo de la política y en el de la publicidad.

Para este profesor de cultura latinoamericana en el Amherst College (Massachussets), que está preparando una versión del Quijote en esa lengua híbrida, la razón de la pervivencia y aumento del uso del spanglish radica en algo tan sencillo como que los hispanos recién llegados a EE. UU. se ven obligados, por razones prácticas obvias, a aprender el inglés rápidamente pero sin perder su idioma materno. Ya desde el punto de vista historiográfico, Stavans apunta a que hay evidencias del uso del spanglish a mediados del siglo XIX en los estados sureños de EE. UU. colindantes con México, así como a finales de esa centuria en el Caribe tras la guerra en la que España perdió Cuba y otras posesiones.

Una de las máximas autoridades en el plano lingüístico de México y de la defensa del español, el presidente de la Academia Mexicana de la Lengua, José Moreno de Alba, sostiene que el spanglish no es un idioma como tal por la sencilla razón de que no existe y tampoco dispone de un sistema organizativo gramatical y morfológico.

En La enciclopedia del español en los Estados Unidos, presentada hace unos días en la ciudad de Madrid, el dialectólogo Ricardo Otheguy considera que el spanglish es un término «desafortunado» puesto que no hay la pretendida «hibridación gramatical entre el español y el inglés».

La tercera generación

Moreno de Alba define esta mezcla de inglés y español, frecuente no solo en EE. UU. sino también en algunos países latinoamericanos, como una «interferencia de códigos», o «code switch», de acuerdo con el idioma de Shakespeare.

El académico considera además como muy probable que la tercera generación descendiente de esas decenas de millones de emigrantes hispanos residentes en EE. UU. pierda la lengua original de los abuelos, como sucede ya con los inmigrantes que llegaron procedentes de países donde se hablan otras lenguas.

Como recordaba una oyente de un programa español, menos mal que los españoles, a cambio de tanta terminología anglosajona, hemos podidos exportar términos como siesta o guerrilla, tan intraducibles.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: