Noticias del español

| | | | |

| Efe
Portafolio.com (Bogotá, Colombia)
Sábado, 12 de agosto del 2006

PARA HABLAR BIEN Y ESCRIBIR MEJOR

Si quiere hablar el mejor español del mundo, evite cometer errores. Segunda parte.


El Diccionario de la Real Academia Española, en sus más de 2.100 páginas, repartidas generalmente en dos tomos, incluye poco más de 88.000 palabras. ¡Muchas!, dirán los lectores y tendrán que reconocer que gran cantidad de ellas no las conocen o no las usan. Pero asómbrense, estos son sólo una mínima muestra de los más de 500.000 términos que se calcula que tiene el español.

Estudios realizados dicen que una persona utiliza en promedio unos 2.000 términos y alcanza a comprender unos 5.000.

Como si todas estas palabras fueran pocas, en el uso diario terminamos incluyendo vocablos de otros idiomas y modismos que muchas veces desplazan términos castizos. Y para rematar, elaboramos frases de forma errada por no saber usar correctamente las palabras o porque las traducimos literalmente de otros idiomas.

Para que no queden dudas de que hablamos el mejor español del mundo, hay que evitar cometer los siguientes errores.

No vaya a decir que Sebastián Martínez le parece un actor versátil, porque en realidad es polifacético: actúa, baila, canta… Y que a futuro va a ser una estrella. En realidad será en el futuro, cuando a sus expensas (no a expensas suyas), vaya con toda su familia a verlo en el musical Cabaret.

Cuando hable de Juan Pablo Montoya acuérdese de que él corre a gran velocidad (no a alta velocidad), incluso en la avenida de circunvalación (no la circunvalar). En estas circunstancias (no bajo estas circunstancias) puede ser muy peligroso, a tal punto que (no al punto que) se puede accidentar.

Si está buscando apartamento pregunte si tiene estufa y calentador de gas (no a gas) porque este aspecto puede ser importante en el momento de decidir (no al momento de) si lo arrienda o no. También averigüe en qué piso está. Hay quienes consideran de mala suerte vivir en el piso decimotercero o en el piso trece (no el piso treceavo. La terminación -avo se refiere a las partes en que está dividida una cosa).

Recuerde preguntar en qué condiciones (no bajo qué condiciones) se lo arriendan. Si le sirven, pida con la mayor brevedad (no a la mayor brevedad) una cita para ir a verlo. Mírelo de abajo arriba y de arriba abajo (no de abajo a arriba y de arriba a abajo). Es mejor decidir con base en (no en base a) lo que vea porque la información de los vendedores o dueños hay que recibirla a beneficio de inventario (no con beneficio de…) porque ellos lo ven perfecto para usted y sus necesidades. Si tiene dudas, dígale a quien lo ofrece, que a pesar de que (no a pesar que) le gusta, prefiere, pasados tres días o dentro de tres días, volver a verlo (no en tres días volver).

Por otra parte (no de otra parte), a corto plazo (no en el corto plazo) revise las ventajas y defectos de los apartamentos más opcionados. Es por esto por lo que (no es por esto que) le recomiendo llevar un cuadro con los datos de cada uno.

Si ya se trasteó, no pinte la pared del comedor en degradé sino en gradación. Y para pintar los guardaescobas le va tocar ponerse en cuclillas (no cunclillas), así que cuide sus rodillas. Para esa labor hay que proteger el piso, entonces puede decirle a su vecino "hágame el favor de prestarme" (no hágame el favor y me presta) unos plásticos o periódicos.

Después de tanto trabajo se merece echar o dormir la siesta (no hacer la siesta) que puede ser más rica si está acompañado porque en ese caso puede hacerla entrepernado (no entrepiernado).

NO SE DICE…

– Hasta donde yo sé sino que yo sepa o por lo que yo sé.

– La mayoría de estudiantes, sino la mayoría de los estudiantes (la mayor parte de los jóvenes).

– Lo hace de aposta o lo hizo de adrede sino lo hace aposta, lo hizo adrede.

– Aquí hay malos entendido sino malentendidos.

– Me acordé que no tengo plata sino me acorde de que no tengo plata.

– Me alegro que haya venido sino me alegro de que haya venido.

– ¡Cómo hace de falta Patricia! sino ¡cómo hace falta Patricia!

– Los puntos a tratar en la reunión son… sino los puntos para tratar o que deben tratarse son…

– Voy a sembrar un árbol sino voy a plantar un árbol.

– Hay que ser consistente con el castigo sino hay que ser coherente o consecuente con…

– Alguien de nosotros debe ir a ver qué pasó sino alguno de nosotros…

– Allí era que estaba el mueble sino allí estaba o allí era donde estaba…

– Así es que se hace la torta de manzana sino así se hace o así es como se hace…

– La campaña electoral fue agresiva sino la campaña fue intensa, audaz o persistente.

Esta información se realizó con base en el documento de la Academia Colombiana de la Lengua Hablemos bien y escribamos mejor.

Alarma: idiomas en peligro de extinción por cuenta de las nuevas tecnologías

Hoy en día se hablan 6.000 idiomas en el mundo entero, pero el próximo siglo tal vez sólo exista la mitad de ellos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), las lenguas más proclives a desaparecer son las menos difundidas y la mayoría de ellas se hablan en los países africanos.

Sin embargo, la mayor amenaza para la extinción de tantos idiomas son las nuevas tecnologías como Internet.

En un informe titulado Hacia las sociedades del conocimiento, publicado a finales del año pasado por esta organización reconoce las ventajas de estas tecnologías, pero al tiempo afirma que favorecen la homogeneización en lugar de la diversidad.

Según el documento, «tres de cada cuatro páginas en Internet están escritas en inglés. Sin embargo, el número de cibernautas cuya lengua materna no es ésta excede del 50 %, porcentaje que aumenta».

Así mismo, agrega que «según algunos lingüistas, el fenómeno de la extinción de los idiomas está teniendo lugar incluso a mayor escala, hasta el punto de que entre el 90 y el 95 % de las lenguas actuales podría haber desaparecido en un siglo».

Para garantizar su preservación, la Unesco recomienda a los países que incentiven el aprendizaje de dos o tres idiomas desde la educación primaria y pide al sector público y privado que inviertan más para favorecer la traducción de los programas informáticos y el desarrollo de contenidos de Internet en alfabetos diferentes al latino.

Por otro lado, el documento insta a los países a promover el acceso universal a las tecnologías de la información y la comunicación, para reducir la brecha existente entre los países del norte y el sur.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: