Noticias del español

|

| Yareham Yareham, profesor de inglés
levante-emv.com, España
Miércoles, 27 de junio del 2007

«PALABRING»

Dicen que el emperador Carlos V pronunció una vez las palabras: «Hablo español con Dios, italiano con las mujeres, francés con los hombres y alemán con mi caballo», aunque la cita tiende a variar según el país donde se cita.


Hoy en día los líderes world wide tienen que hablar en inglés, o por lo menos deberían dar esa impresión cuando bajan de las cumbres.

Afortunadamente, el idioma español hoy en día se está llenando de anglicismos, con lo cual, cualquiera puede fingir con los mejores.

Seamos realistas, ahora no cuenta ni mérito ni talento ni lealtad; lo importante es el feeling.

No importa si no sabes nada sobre la conselleria que acabas de heredar mientras estás de fashion. Y ningún político ahora necesita pasar un día monótono en su despacho leyendo informes; porque están todos muy ocupados con el eventing (o tal vez es la eventing; habrá que consultar con los expertos).

En España ya nadie se tropieza cuando hace footing o puenting; incluso podremos llegar a los lugares adecuados para hacerlos con «Vueling».

Lo importante en el siglo XXI es saber hacer ecclestoning, que consiste en sonreír de una manera winning mientras te haces fotos con un tío, con lo cual no tienes ninguna palabra en común y dar la impresión de que hay mucho opening, pero que las cosas no van a acabar como en «Opening».

Lo importante para el político de hoy es tener high standing; algo que se consigue comprando (o leasing) un loft, y que luego queda bastante dinero para que la mujer (o marido) puede hacerse un lifting que no se desplome con las primeras gotas del aftersun.

Muchas turistas inglesas tienen grandes problemas entre eventings cuando intentan tomar algo (o something), aunque sea tan sencillo como un café. El problema surge cuando les preguntan si lo quieren «sin» o «con» leche, ya que sin significa pecado en inglés y con significa engaño. Pero esos dos alternativos no son tan graves comparados con lo que puede ocurrir con el menu(que significa la carta en inglés), ya que más de una romántica mujer inglesa se ha visto perturbada al descubrir que se ofrece «rape» con una gran variedad de salsas, ya que rape significa violación en inglés.

Al final, todo es cuestión de money, money, y tal vez un día ese presentador tan simpático y typically spanish de canal Cuatro aprenderá a pronunciarlo bien.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: