Noticias del español

| |

| Amando de Miguel
El Telegrama del Siglo XXI, Melilla (España)
Jueves, 30 de noviembre del 2006

ONOMÁSTICA DIVERTIDA

Ya sabía yo que los libertarios iban a responder con entusiasmo a mi petición de resolver el enigma que planteaba uno de ellos: averiguar si hay algún nombre propio de varón que no lleve alguna letra de Carlos.


Pues bien, he recibido cientos de correos con la solución del acertijo. Ese nombre es Quintín. Naturalmente, es imposible dar aquí el nombre de de todos esos dispuestos corresponsales. Solo voy a recoger los que añaden alguna otra solución a la charada. Por ejemplo, Marcos Porrúa (Lubbock, Texas, USA) propone un nombre que cumple la condición dicha: Febe, uno de los satélites de Saturno. Cierto es. Hay una Santa Febe, cristiana de Corinto, ensalzada por San Pablo. Pero recuerdo que el acertijo se refería a un nombre de varón.

Eduardo García (Madrid) —junto a la solución de Quintín— precisa que en las reglas del acertijo (que ya planteaba su abuelo) no valen ni hipocorísticos ni nombres extranjeros.

José María Marín (Málaga) amplía la charada. Se trata de encontrar un nombre de varón que no contenga ninguna letra de «Evaristo». Es decir, que solo contenga la vocal u. Difícil lo pone. Ánimo, libertarios. Se me ocurre que, si se aceptaran hipocorísticos y femeninos, tendríamos Lulú.

Tor Cardona envía algunos nombres propios que cumplen la condición de no contener las letras de «Carlos»: Judith, Quintín, Betty, Ebe o Hebe, Heidi. Desgraciadamente, con la excepción de Quintín, los demás son nombres femeninos. Seguimos buscando un compañero de Quintín.

Eduardo María Donézar propone Quintín y Fe. Sí, pero Fe es nombre femenino. Tampoco valdría Pepe, que es hipocorístico.

Además de Quintín (el indudable favorito), Antonio García Vilanova sugiere: Fe, Judit, Kenneth, Medín y Puig. Añado que solo se salva Medín, pues los otros son femeninos y Kenneth, extranjero. Pero se agradece el esfuerzo. Don Antonio se ha jubilado como profesor de Medicina y ha empezado a estudiar Filología Hispánica. Don Antonio ha encontrado 60 paronomasias completas (tipo paro, pero, piro, poro, puro), unos 500 palíndromos y unas 700 voces pentamonovocálicas (tipo murciélago). Resulta admirable un amor al idioma como el que despliega don Antonio.

Javier Maján se apunta también a Medín, nombre que me resulta desconocido.

José María Navia-Osorio reconoce que es difícil el acertijo, pues los nombres masculinos suelen llevar la letra o. La solución sería más fácil si se admitieran nombres en otro idioma (por ejemplo, Eugeni), hipocorísticos (Pepe, Cefe, Mimí) o femeninos (Fe). Aun así, el esforzado don José María seguirá buscando.

Roberto Grau cree haber dado con la solución a la eutrapelia onomástica propuesta por Emilio Roldán. El nombre de varón que no contiene ninguna letra de «Carlos» es Eumene. Añado que en español es realmente Eumenio o Eumenes, pero contienen letras de «Carlos». Por tanto, no son la solución a la charada. Eumene es el nombre italiano.

Antonio Torres me señala lo de Quintín y añade que en la Universidad de Salamanca hay un profesor llamado Quintín Martín Martín. A la vista de nombres infrecuentes, don Antonio aporta Hegesipo y Pergentina. Don Antonio añade un dicho de su tierra que se invoca para encontrar las cosas perdidas: «San Cucufato, San Cucufato, si no lo encuentro, los cojones le ato».

Pedro Manuel Arauz pregunta si el nombre de María de la O es correcto o más bien es una corrupción de María de la Hoz. Aduce que la patrona de Molina de Aragón es la Virgen de la Hoz. No me cabe duda de que exista el nombre de María de la O. Recuérdese la famosa copla que hemos oído cantar a Lola Flores. El nombre de María de O procede de una interpretación popular de la Virgen de la Esperanza, cuya «esperanza» es en el sentido de un parto feliz. Por eso se dice «en estado de buena esperanza» cuando una mujer está embarazada. Lo de María de la O viene de las admiraciones que se cantan en latín a la Virgen en las Letanías o en la Salve: O clemens, O pia.

José Antonio Martínez Pons se refiere a la consulta de «María», deseosa de cambiar de nombre. Concluye: «Para encontrar un nombre más hermoso que María, tanto en significado como en eufonía, lo tendrá difícil. Es posible que, por evitar el nombre religioso [de María] caiga en la ridiculez o en la cursilada».

Ángel Caballero Gentil (no es seudónimo) me cuenta que tiene una amiga llamada Yesenia Ericka. Pero es que su hermana se llama Hannah is Namars. Lo de «is» viene de la escritora Anaïs Nin. Lo de Namars es un acróstico:

N Nomar

A a

M m

A a

R ro

S sa

Nomar y Rosa son los padres de Hannah is Namars. Concluye don Ángel: «No me puede negar, don Amando, que es un derroche de originalidad y lirismo».

Aníbal Carrasco (Ginebra, Suiza) es de un pueblo de la provincia de Cuenca, Villaescusa de Haro. Allí son «ricos en nombres poco habituales, como:

Eumenia

Primiano

Salustiano

Tiberio

Quintín (ninguna de las letras de Carlos»

De paso, me dice don Aníbal que algunos amigos franceses le han comentado que el dicho «parler comme une vache espagnole» (= hablar mal) debería ser «parler comme une vache l’espagnol». Pilar Martín Rojas me envía una lista de nombres curiosos, pertenecientes a personas que conoce. Ahí van algunos:

Maribela. Señora gallega de setenta y tantos años. El nombre lo trajo su padre, marino, de allende los mares.

Nicandro. Alicantino.

Ellín. Ecuatoriano.

Dalanyo. Jovencito hijo de españoles.

Astra, Eciselia y Ona, hijas de españoles.

Trifu. Hijo de españoles.

Trifón. Muy común en Alicante.

Luz Divina, Dulce Alegría, Antulio, Ercilia, Oeste, Ginesa, Castilla (femenino).

La lista de nombres exóticos se combina a veces con apellidos excéntricos. Así, Francisco de A. Pineda (Granada) recuerda que una muy buena amiga de la familia se llamaba Purificación Conejo Enamorada. En su familia abundan los «multinombres». Por ejemplo, el nombre propio completo del granadino es Francisco de Asís Santiago Cecilio de la Santísima Trinidad.

Manuel Asensio Durán (Badajoz) me asegura que un tío suyo se llama Argimiro y su mujer Filonita. En el cementerio de Alburquerque (Badajoz) hay una lápida dedicada a Abraham Bombardeó Barcelona.

Javier Medín me comunica dos nombres femeninos oídos en Andalucía: Subterráneo y Gracekelly (pronunciado a la española).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: