Noticias del español

| | | |

| elcastellano.org

Los pioneros del idioma español en internet

Parece mentira, pero no lo es. Ni exageración ni nada que se le parezca. No es lo mismo decir uno que su esposa se dedica a fregar todo el día en la Argentina que en España, donde se lo usa como sinónimo de molestar, zaherir, chinchar, joder.

Por caso, tampoco esta última refiere lo mismo en nuestra patria que en su madre. O descubrir que si uno le pide un sobretodo a un venezolano, este se quedará esperando que se termine la frase: «¿Qué es lo que quieres sobre todo?», ya que en pleno Caribe ¿quién usa abrigo?

Así es como las grandes diferencias idiomáticas entre personas de distintos países, incluso de habla hispana; las ganas de difundir e intercambiar conocimientos acerca del español o castellano; en suma, la necesidad de comunicarse con quienes comparten la misma lengua nativa, dieron origen a la Página del Idioma Español (www.elcastellano.org) hace más de trece años y al foro que de ella surgió hace siete.

La página nació el 23 de abril de 1996 en Río de Janeiro, en los primeros meses de la llegada de internet a Brasil, como forma de atender la escasa oferta que había en esa época en la red de material sobre la lengua española. Aún no existían sitios como el de la Academia Española, el Instituto Cervantes o la Fundéu. La Página del Idioma Español fue la primera en todo internet. Y el foro comenzó a funcionar el 10 de agosto de 2002, según Ricardo Soca, su creador.

NACE UN PROYECTO

Requerido por Viceversa a través del mismo medio que le permitió llevar su idea a todo el mundo, Soca respondió un cuestionario con toda gentileza.

«Recuerdo que en los primeros días yo veía el conteo de visitantes y me sorprendía la rapidez con que pasaron de diez a cincuenta (es posible que la mitad de esos cincuenta fueran accesos míos, pero aun así experimentaba la emoción de ver cómo llegaban a La Página del Idioma Español visitantes que yo no conocía, y que venían de otros sitios del planeta.»

«Hacia fines de 1998 el total de visitantes diarios era de 3000, y durante el II Congreso Internacional de la Lengua Española, que fui a cubrir personalmente desde Valladolid, saltaron a 6000 lectores diarios. Por esa época el aumento del número de accesos generó un movimiento que me obligó a alquilar un servidor exclusivo, no compartido, en Estados Unidos».

¿Cuándo y por qué surgió el foro?

-Durante los primeros años, sentí que faltaba un puente con los lectores; algunos mensajes espontáneos que llegaban me sugerían que había mucha gente que quería comunicarse con la Página, pero no veía la forma de atenderla. Al final encontré la salida: la creación del foro Cervantes, que fue creado el 10 de agosto de 2002 con media docena de miembros. Hoy son más de 2400 (www.yahoogroups.com/group/forocervantes), que debaten temas de lengua tan variados como: ¿Decimos Bélice o Belice? ¿Se tildan las letras mayúsculas? ¿Qué significa friolera? Se emplea tanto hematopoyesis como hematopoiesis ¿qué es lo correcto?

Seguramente se presentaron dificultades que debieron superar

-Empecé esta página sin conocer el lenguaje html. Lo fui aprendiendo mientras la iba desarrollando; primero los rudimentos y después, poco a poco, profundicé en la medida de la necesidad. Pero internet evolucionó más rápido que yo. En el 2002 tuve que contratar una oficina de diseño que modernizara el sitio y que le diera un aire profesional y luego, seis años más tarde, me vi obligado a hacer lo mismo para que la página no quedara atrasada con relación a los avances de internet: una empresa de Santa Fe se encargó de modernizarla nuevamente y darle la cara que tiene hoy. Pero al sitio le falta mucho técnicamente, hay muchos proyectos que no se llevan a cabo porque no contamos con recursos para llevarlos adelante».

Lo más difícil del foro es administrarlo de manera de conciliar en la medida de lo posible las voluntades de 2400 personas, sin herir a nadie y sin que el foro deje de cumplir su función principal: la de que todos aprendamos unos de otros temas de la lengua española, lo que a veces no es fácil.

¿Ese intercambio virtual se hizo personal en algún momento?

-Ha habido varias reuniones de miembros del foro Cervantes. Las hubo en Madrid, en Buenos Aires, en Montevideo y en Río de Janeiro, por supuesto que apenas con algunos miembros del grupo en cada lugar, de modo que muchos de nosotros nos conocemos personalmente.

¿Tenemos entendido que cualquier interesado se puede suscribir gratuitamente a ciertos servicios que ofrece la página, como la historia de las palabras?

-En efecto, en el 2002 surgió el proyecto de «La palabra del día», que llevo a cabo personalmente para enviar los boletines a una lista de 180000 personas, lista que fue depurada hace aproximadamente un año. En cada uno de estos boletines se aborda una palabra de nuestra lengua y se estudia su significado, etimología y peculiaridades.

De este proyecto surgieron tres libros en los que se recopilan los envíos de estos años: La fascinante historia de las palabras, Nuevas fascinantes historias de las palabras y La milenaria historia de las palabras, que se venden hacia todo el mundo por internet, a partir de www.elcastellano.org/libro».

Además, el sector más popular de ElCastellano.org es el consultorio de lengua, que cuenta con unos 45000 visitantes semanales y es atendido por la correctora argentina Norma Tow, por la venezolana Ana Isabel Buelga y por la lingüista española Ana Lorenzo. El segundo sitio de preferencia es el diccionario etimológico basado en «La palabra del día» y le sigue la página de noticias sobre el idioma español.

Además del foro Cervantes y de «La palabra del día», La Página del Idioma Español se expresa ahora también en la minibitácora Twitter, donde contamos por ahora con casi ochocientos seguidores.

¿Qué representan estos trece años de la página y estos siete del foro?

-En lo personal, mi satisfacción es poder llegar a tanta gente con el tema que más me interesa. Con frecuencia veo que nuestras opiniones son comentadas en la prensa o en blogs con sede en otros países, de modo que nuestras discusiones no quedan limitadas al ámbito interno. Sin duda, todos nosotros hemos aprendido mucho sobre lengua.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: