Noticias del español

| Marta Jiménez Serrano (El Confidencial.com, España)

Los errores ortográficos más comunes: ¿junto o separado?

«La ortografía es más importante que la política», decía el poeta portugués Fernando Pessoa. Probablemente, la ortografía es más importante porque si ésta no funciona, la política tampoco –y eso que, por razones obvias, los medios de comunicación sólo dan cuenta de los gatillazos lingüísticos de los personajes públicos cuando hablan: quién sabe cómo escribirán–.

Ya ha dado cuenta El Confidencial de los errores más comunes y graves en lo que se refiere a la ortografía pero muchos quedaron en el tintero. Uno de los fallos que con más frecuencia se comete es el de escribir separado lo que debe ir junto y viceversa. Además, se trata de un error que los correctores automáticos de los aparatos modernos no suelen enmendar, por lo que debemos estar especialmente atentos a la hora de evitarlos. ¿Cómo se escriben, pues, todas estas palabras? ¿Son una o dos? Aquí se apuntan muchos de los errores ortográficos que se ven más a menudo y que dependen apenas de un espacio en blanco.

1. Aparte, a parte

La palabra aparte, como indica la RAE en su Diccionario panhispánico de dudas, puede significar muchas cosas distintas. Puede significar ‘en otro lugar’, y en tal caso es adverbio (Coge las setas y pon aparte las mejores); también puede ser sustantivo (Un aparte) y referirse al texto que los actores teatrales pronuncian fingiendo que los demás no las oyen; como adjetivo significa ‘distinto, singular’ (Tu amigo es un caso aparte) y, finalmente, aparte de funciona como locución preposicional, y significa ‘al margen’ (Aparte de eso, no veo qué más puede fallar).

Como señala la RAE, «aparte se escribe siempre en una sola palabra. No debe confundirse con la combinación ocasional de la preposición a y el sustantivo parte», como en el ejemplo que ofrece el DPD: Se trata de un camino que no conduce a parte alguna.

2. Apenas, a penas

«A penas llega cuando llega apenas», escribe Calderón en La vida es sueño, pero su juego de palabras no debe confundirnos. Al margen de que, como se ve en este caso forzado y como ocurría en el anterior, la preposición a y el sustantivo penas puedan coincidir, apenas se escribe junto. Como indica la RAE, «es hoy infrecuente y desaconsejable su escritura en dos palabras». Significa ‘difícilmente, casi no’ (El paciente apenas comía) o, también ‘en el momento en que’ (Apenas llega, se pone las zapatillas de estar por casa).

[…]

Leer más en elconfidencial.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: