Noticias del español

| | |

| Redacción
elnuevodia.com.co, Colombia
Viernes, 23 de abril del 2010

LOS COLOMBIANOS DESCONOCEN SU LENGUA

El hablante hispano en promedio no entiende ni pronuncia la mayoría de palabras que tiene el lenguaje castellano.


De hecho, las personas que hablan español en el mundo utilizan tan sólo unos 2.000 términos y llegan a entender máximo 5.000 de las 88.000 del diccionario académico de la lengua española, dijo ayer, en vísperas del Día del Idioma, Cleóbulo Sabogal, el tolimense jefe de la oficina de información y divulgación de la Academia Colombiana de la Lengua.

Según el experto, estas estadísticas son el resultado de diversos estudios que demuestran que la población hispana, entre ella, la colombiana, desconoce la riqueza de su idioma, en especial los jóvenes quienes manejan en promedio sólo unas 500 palabras.

Sin embargo, esta no es la única causa que genera las decenas de preguntas que al día le son presentadas en su despacho, sobre el uso del castellano, ya que muchas de las llamadas que recibe se deben a la pereza que golpea a la ciudadanía. En diálogo con EL NUEVO DÍA este defensor de las reglas idiomáticas adujo que «la gente es floja y puede tener internet todo el día pero no le gusta consultar el diccionario de la Real Academia Española».

Por consiguiente se puede presumir que a pesar de que los avances tecnológicos permiten que en cuestión de segundos ingresen en la institución especializada en lexicografía, gramática, ortografía y bases de datos lingüísticas, muchos prefieren llamar para que otros solucionen sus dudas, es decir, siguen cayendo en la ‘ley del menor esfuerzo’.

¿Con c o con s?

Consultas como ¿en qué casos se utiliza has y haz?, y ¿esa palabra se escribe con s o con c? son las dudas más usuales entre los interlocutores que buscan a este ‘escudero’ de la lengua madre, que ya se acostumbró a recibir a diario preguntas de todo tipo desde léxico, significado y ortografía.

«Es muy frecuente que llamen a preguntar cuando un término es con s o z, en qué casos la g cambia por j; cuándo las palabras terminan en ón, que si es s o con c, y todo tipo de conjugaciones verbales».

Pero sin duda, la pregunta más curiosa que asegura le han hecho es ¿por qué cirugía es con g y cirujano con j".

Para quienes se han hecho el mismo interrogante la respuesta, según Cleóbulo Sabogal, es «cirugía viene del latín chirurgía, y en griego existe la letra gama que equivale a nuestra g, luego viene cirugía en español, y su conjugación a cirujano se hace con j porque de lo contrario sonaría cirugano». Igualmente señala que otra de las consultas que le hacen tiene que ver con has y haz. «Has es inflexión del verbo haber y siempre se usa como auxiliar. Has venido, has cantado, has permanecido estudiando, no has dicho nada. Mientras que el otro haz, aparte de ser sustantivo, la duda surge cuando es verbo: haz bien y no mires a quien, haz la tarea», indicó.

Preguntas y respuestas

¿Las jergas juveniles qué tanto le pueden afectar a nuestro idioma?

«Afecta tanto como cualquier otro tipo de jerga o argot que existen en todas las profesiones. Algunas de ellas por su uso frecuente o extendido entran al diccionario de la lengua, de lo contrario habría que buscarlo en diccionarios especializados».

¿Podría recordar algunas?

«Han ingresado en el campo de la informática. Las palabras relacionadas que en español tenían un concepto tradicional como por ejemplo icono e ícono que por su uso en informática recibe otro significado adicional 'representación gráfica utilizada para identificar funciones o programas'. También vemos cómo la palabra ratón que antes era para designar un animal ahora también sirve para definir un aparato».

¿La reducción del lenguaje en las redes sociales puede afectar el idioma en el futuro?

«Las abreviaciones son comunes en todos los idiomas. En español hay muchas y dentro de ellas las abreviaturas y las siglas, pero ya por un mensaje tan cortado con iniciales nada más, como las que utilizan los jóvenes al mandar un mensaje de texto o entrar a una sala virtual de conversación, ese tipo de acortamientos o claves no van a entrar al diccionario, solamente se aceptan por el contexto, porque allí se entiende, por consiguiente no va a afectar el idioma ya que éstos no van a trascender. De hecho nunca van a llegar los estudiantes a presentar sus trabajos de esa manera».

¿Cuáles son los mayores errores que cometen los colombianos?

«Son de todo tipo, principalmente hay un vulgarismo muy extendido y es el de agregarle una ‘n’ a los pronombres como ‘se’ o ‘me’ cuando van pegados al verbo que se llaman enclíticos, entonces frecuentemente se oye decir ‘traigamen’, ‘digamen’, ‘corrasen’, ‘vayasen’, porque creen que se pluraliza también el pronombre cuando son sólo los verbos.

«A esto se suma el cambio de género de las palabras: muchos dicen ‘la calor’ cuando es el calor; otra siendo femenina la vuelven masculina por ejemplo lo correcto es la coliflor lo cambian por ‘el coliflor’».

¿En el caso de los periodistas cuál es el error más común?

«No hacer la concordancia entre le y les con el complemento indirecto de la oración. Una oración como ‘el Presidente le habló a los colombianos anoche’ es incorrecto porque está hablando de los colombianos como el complemento indirecto de la oración, lo ideal es ‘el Presidente les habló a los colombianos’».

¿Para usted a qué se debe el abuso de las expresiones en los medios de comunicación?

«Al desconocimiento del idioma. Las facultades de comunicación no se esfuerzan lo suficiente en formar a sus estudiantes en redacción y gramática, de pronto de vez en cuando interrumpirán las clases con algo de ortografía pero se sale muy mal preparado».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: