Noticias del español

| | | | |

|

G. Martínez

www.eldiariomontañes.es

Miércoles, 18 de mayo del 2011

«Los cambios ortográficos responden a las necesidades de la comunicación»


El director de la RAE, José Manuel Blecua, que ayer clausuró el curso académico de la Fundación Comillas, considera Internet como «el camino hacia el futuro»


Hijo y hermano de filólogos, el catedrático José Manuel Blecua (Zaragoza, 1939) lleva las letras en la sangre. Comenzó el camino de la Filología «por tradición» y le llevó a diversos centros universitarios: «He sido un poco como los malos estudiantes, he pasado por varias universidades». Sin embargo, en su trayectoria no se aprecia que haya sido mal estudiante, sino todo lo contrario, ya que su nombre ha estado vinculado a importantes instituciones dedicadas al ámbito de las Letras españolas. El pasado mes de diciembre tomó las riendas de la Real Academia Española y, ayer, visitó la Fundación Comillas para impartir la lección magistral 'La fonética y la fonología hoy' con la que la institución clausuró el presente curso académico de su Máster Oficial de Español como Lengua Extranjera o ELE.

Desde su nombramiento como director de la RAE, Blecua se ha fijado una serie de retos: «Creo que es una etapa muy interesante porque supone la continuidad de la labor en América que ha realizado Víctor García de la Concha —su predecesor— que consiguió una política de unión entre todas las Academias. Además, en esta época de grandes cambios técnicos estamos terminando un portal de encuentro de la Lengua Española, vamos a intentar que el nuevo portal del Panhispánico tenga índices que faciliten la búsqueda y nos gustaría que la Academia cobrara una mayor presencia con cursos y conferencias dentro de la vida técnica de la Lengua». El próximo 2013, la RAE celebrará su tercer centenario y Blecua se ha propuesto otro objetivo, terminar «la nueva edición del Diccionario manual», algo que prevé que se produzca en otoño de 2014 y sirva como «broche de oro» del centenario.

Desde el año 2006, Blecua ocupa el sillón 'h' de la Real Academia y ahora tiene que enfrentarse a una nueva etapa en su labor como director, una ocupación «compleja porque tiene muchísimos aspectos; tiene las obras ortográficas, los corpus, el portal, las relaciones con América y el resto de las academias… Es un trabajo apasionante pero muy sujeto».

Antes de ocupar su puesto al frente de la RAE, la institución decidió introducir en su Ortografía una serie de cambios. Muchos de ellos —como la no acentuación de los demostrativos o de solo, la desaparición de la ch o la ll y el cambio de nombre de la i griega— levantaron una gran polémica. Sin embargo, Blecua afirmó que «estos cambios son anteriores a esa polémica y responden a las nuevas necesidades que tiene la comunicación. Entiendo que los cambios son discutibles pero las ortografías se escriben para los jóvenes, que son quienes empiezan a escribir».

No obstante, en los últimos tiempos las faltas de ortografía están a la orden del día. E incluso un experto como él reconoce cometerlas: «Yo he cometido muchas y es que los académicos también tenemos que consultar el diccionario». Sin embargo, la mayoría de la población joven tiene problemas cuando se enfrenta a la redacción de un texto. El catedrático achacó esa propensión a los errores ortográficos a «un problema de enseñanza porque con el tiempo se ha descuidado mucho el uso de la norma». Un descuido que también parece arrinconar a las Humanidades en los planes de estudio, algo que según Blecua tiene que ver con un cambio en la escala de valores sociales: «Vivimos en una sociedad que tiene unos valores diferentes. En el humanismo, las lenguas eran herramientas fundamentales y hoy no es así porque se han sustituido en esa escala por otros aspectos. Esto provoca que nadie vea sentido en el conocimiento de los textos, cuando estos son el camino para el conocimiento».

«El español está de moda»

Según Blecua, el español goza de una salud envidiable y «está de moda». Un hecho al que contribuyó «la normalidad de la Transición política, que puso a España y al español en unas condiciones de superioridad y creó una imagen distinta». En la década de los 80, Blecua fue presentador del concurso Hablando claro en Televisión Española. «Fue una experiencia maravillosa aunque teníamos al público cautivo», reconoció entre risas. El programa tenía como objetivo la potenciación del uso correcto de la lengua castellana. Una iniciativa didáctica que, según el propio Blecua, hoy día no tendría hueco en la parrilla televisiva: «La televisión se ha degradado mucho. Hoy día no tendría sentido un programa así porque tanto la televisión como la población han cambiado mucho».

Unos cambios que también han repercutido en el lenguaje que bebe de distintas fuentes como los medios de comunicación, a los que define como un modelo: «Son innovadores pero también ponen de moda clichés y tópicos. Por una parte, son creadores pero, por otra difunden una serie de usos que no son correctos». La Red también aporta su granito de arena a la modificación del lenguaje ya que «en la actualidad supone el medio más seguro de difusión y adquisición de conocimiento, por ello, creo que Internet es, cada vez más, el camino más importante para el futuro». Muchas son las críticas que se realizan sobre las diversas modificaciones del lenguaje, una de ellas recae sobre los mensajes de texto. Sin embargo, el que fuera profesor de la UIMP, explicó que «no hay ningún problema con el lenguaje que se utiliza en los móviles. Es economía del lenguaje y también se utilizaba en la Edad Media». 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: