Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

López Morales rechaza las críticas de Perú al Diccionario de americanismos

El director del Diccionario de americanismos, Humberto López Morales, se mostró hoy «muy sorprendido» por las críticas formuladas por la Academia Peruana hacia esta obra, en cuya elaboración han participado activamente esta institución y las 21 Academias de la Lengua restantes.

«Los errores que ‘ahora’ se señalan, y que se nos atribuyen graciosamente al equipo de Madrid, son responsabilidad absoluta de la Academia Peruana», le dijo a Efe López Morales, verdadero impulsor de esta gran obra que durante diez años de «intenso trabajo» han preparado las Academias y que supone «el mayor esfuerzo realizado por mostrar la riqueza léxica de América».

El pasado martes se presentó en Lima el Diccionario de americanismos, en un acto en el que el presidente de la Academia Peruana de la Lengua, Marco Martos, criticó las «distorsiones» detectadas en los peruanismos registrados en esta obra que, como él mismo dijo, es fruto del esfuerzo colectivo de las veintidós Academias.

Más implacable se mostró Rodolfo Cerrón Palomino, gramático experto en lenguas andinas y vicepresidente de la Academia, al criticar las abundantes omisiones entre los peruanismos, la «colecta indiscriminada, engañosamente rica» de vocablos autóctonos que en realidad son muy restringidos, la etimología errática o incompleta y el caos ortográfico observado en las acepciones peruanas.

Editado por Santillana, el Diccionario de americanismos es de uso no normativo y sus 2.400 páginas contienen más de 70.000 entradas y más de 120.000 acepciones.

«Estoy completamente sorprendido al ver que se acusa al equipo de Madrid de lo que es responsabilidad absoluta de la Corporación limeña», aseguró hoy López Morales, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

El prestigioso académico cubano recuerda que, como se indica en la presentación del Diccionario, esta obra «ha sido tarea de todos, pero mucho más de las respectivas Academias americanas», dado el método de trabajo que se ha seguido en estos diez años.

En Madrid, el equipo de lexicógrafos que dirigía López Morales preparaba «los borradores provisionales», que luego eran enviados a las Academias americanas.

«Es en las Academias donde comienza realmente el proceso de revisión de los lemas y de los demás elementos que constituyen cada uno de sus artículos: uso, definición, marcaciones, etc. Este es el verdadero núcleo del trabajo lexicográfico de nuestro Diccionario», señaló López Morales, autor de medio centenar de libros, relacionados muchos de ellos con el español.

Una vez que los equipos lexicográficos de cada una de las Academias hacían las correcciones pertinentes, se devolvían a Madrid los originales, convertidos ya en «documentos muy cambiados, a veces sustancialmente diferentes de los enviados».

«En este sentido, puede decirse con total honradez que las verdaderas autoras de este Diccionario de americanismos son las Academias Americanas», se indica en la presentación de esta obra y recordaba hoy López Morales.

«Creo que la cosa está, y ha estado siempre, muy clara. Por eso me sorprende muchísimo que esos errores que ‘ahora’ se señalan, y que se nos atribuyen graciosamente a nosotros, son responsabilidad absoluta de la Academia Peruana que, por lo que se ve, no ha hecho bien sus deberes ni ha sabido cumplir con su responsabilidad colectiva».

El Diccionario de americanismos tenía que haber sido una de las grandes novedades del V Congreso Internacional de la Lengua, que no se pudo celebrar debido al fuerte seísmo que asoló parte de Chile a finales del pasado mes de febrero.

Tras la presentación de Perú, país donde se ha editado el Diccionario para abaratar costes, esta obra que, como le gusta decir a López Morales, «salda una deuda histórica con los hispanoamericanos», se irá dando a conocer en los demás países de habla hispana.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: