Noticias del español

| | | | | | |

| Ricardo Espinosa
El Siglo Durango (México)
Viernes, 19 de enero del 2007

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: EL TIPO TENÍA UN PROBLEMA RENAL

Cuando nos asustamos o por alguna causa nos emocionamos mucho, decimos que tenemos una fuerte descarga de adrenalina. La adrenalina es una hormona que segregan las glándulas ad-renales que se llaman así porque están cerca de los riñones. Las raíces de la palabra son: 'ad' que quiere decir junto a y 'renal' que es lo relativo a los riñones.


Mi primo Gerundio decía que tenía un problema renal y es cierto, pero en su caso es porque está re-nal-gón, o sea que es de esas personas de mucha pompa y circunstancia.

Vamos ahora a ver algunas otras palabras que a cada rato nos hacen que nos asalte la duda. Una, que aparece con frecuencia en nuestra diaria conversación es la palabra bagazo, porque muchas veces tendemos a decir gabazo… Para que no se le olvide que lo correcto es bagazo, vea algo del origen de esta palabra.

Bagazo era el residuo de la caña de azúcar una vez que se le ha extraído el jugo. Ése era su sentido, pero ya se aplica también a cualquier tipo de fruta que se exprima: naranja o limón por ejemplo.

Recordemos que bagazo es con B grande, porque si lo ponemos con V chica entonces es un vagazo, otra alusión a Gerundio mi primo que se la pasa de vago, sin hacer nada de provecho.

El origen de bagazo está en la baga que es la vaina que contiene la semilla del lino. De la baga resulta el bagazo y de la baga se deriva también la bagatela. ¿Cuánto te costó esa corbata? Pss, una bagatela ¿qué te pueden dar por 80 dólares? Cualquier cosa. Una bagatela es, entonces, algo de muy poco valor.

La palabra bagatela viene del italiano y en sus orígenes se refiere a una frutita pequeña: Una baga pequeña pues es una bagatela, que es el equivalente a lo que en español sería una bagatilla.

Con su permiso, le voy a cambiar el disco. ¿Que es un chaperón? Pues es una persona que acompaña a otra cuando sale a divertirse, para que no se aloque, o sea, para que no se porte mal… Oye viejo. La niña me pidió permiso y va a salir con el novio… No, no, no ¿qué te pasa, mujer? ¿Cómo que va a salir? ¡No le debías de haber dado permiso! Ella ya sabe que si quiere salir con el novio tiene que llevar a su hermano de chaperón. A su hermanito o a su tía solterona pero sola con él, ¡no!

La palabra chaperón es de origen francés. Un chaperón es un gorro amplio o una capa que era con lo que se cubrían las nanas que acompañaban a las doncellas a sus citas para cuidarlas. Chaperón en español es caparazón que se aplica por ejemplo en el caso de la tortuga o el armadillo, y es también caperuza, esa especie de capote que le da nombre a la niña del cuento. Me refiero por supuesto a la Caperucita Roja que es universalmente conocida.

En francés la Caperucita Roja se llama Le Petit Chaperon Rouge (La Pequeña Caperuza Roja). Ahora que, si su nieto entiende ruso, usted le puede decir: si te portas bien te prometo que te voy a contar el cuento de Krasnaya Chapochka. El niño se trauma porque cree que usted le va a relatar una antología de los chismes de Pati Chapoy, pero no: Krasnaya Chapochka es La Caperucita Roja, en ruso.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: