Noticias del español

| |

| Inés Izquierdo Miller
laprensa.com.ni
Martes, 21 de noviembre del 2006

LAS MAYÚSCULAS SE ACENTÚAN

No hay ninguna justificación para no colocar el acento a las mayúsculas


En el Chat del Idioma que realizamos en la página web del diario La Prensa con mucha frecuencia me ha llegado la pregunta sobre el acento en las mayúsculas, algunos consideran que no debe colocarse, otros que sí.

Algunos diseñadores gráficos le tienen mala voluntad a los acentos ortográficos porque según ellos se ven «feos». No podemos sacrificar la belleza al mal uso del idioma, tenemos que colocar la tilde donde corresponda.

La Real Academia Española señala que las letras mayúsculas, tanto si se trata de mayúsculas iniciales, como si se utilizan para escribir una palabra o enunciado completo, deben llevar tilde si así lo exigen las reglas de acentuación, por ejemplo: Ángel, BERLÍN, PROHIBIDO PISAR EL CÉSPED. Sin embargo no se acentúan, las letras mayúsculas que forman parte de las siglas.

Otra duda que me han estado preguntando es sobre la colocación de la tilde en las palabras compuestas y cómo se acentúan, no hay grandes dificultades al respecto, les podemos decir que debemos diferenciar las palabras compuestas escritas sin guión entre sus formantes, las cuales se pronuncian con un único acento prosódico (a excepción de los adverbios terminados en mente, que tienen dos). El acento, que recae sobre la sílaba tónica del último elemento es el que se tiene en cuenta a efectos de acentuación gráfica.

Es decir, las palabras compuestas se comportan como las palabras simples y siguen las reglas de acentuación, con independencia de cómo se acentúen gráficamente sus formantes por separado. Así baloncesto (balón + cesto) no lleva acento gráfico por ser una palabra llana terminada en vocal. Ahora tenemos también el caso de los adverbios terminados en -mente los cuales se pronuncian, de forma natural y no enfática, con dos sílabas tónicas: la que corresponde al adjetivo del que derivan y la del elemento compositivo -mente (LENtaMENte). En lo que respecta a su acentuación gráfica, estas palabras conservan la tilde, si la había, del adjetivo del que derivan: fácilmente (de fácil), rápidamente (de rápido), cordialmente (de cordial), bruscamente (de brusco).

También tenemos las palabras compuestas con guión, sean del tipo que sean y con independencia de cómo se pronuncien, siempre conservan la acentuación gráfica que corresponde a cada uno de los términos por separado: Luis-Martín, Hernández-Carnero, crédito-vivienda, kilómetros-hora, germano-soviético, teórico-práctico.

En el caso de las expresiones compuestas escritas en varias palabras, a diferencia de los compuestos anteriores, en los que los elementos léxicos se unen, bien directamente, formando una sola palabra, bien mediante un guión, hay expresiones compuestas formadas por palabras escritas separadamente, que, no obstante, constituyen una unidad fónica y léxica. En estas expresiones se conserva siempre la acentuación gráfica independiente de cada una de las palabras que las componen.

Por último, el acento en las voces y expresiones latinas utilizadas corrientemente en español, las que se someten a las reglas de acentuación de nuestra lengua: tedeum (sin tilde, por ser palabra aguda terminada en -m); quórum (con tilde, por ser palabra llana terminada en -m).

Las palabras latinas que forman parte de los nombres científicos de las categorías taxonómicas de animales y plantas, por tratarse de nomenclaturas de carácter internacional, no llevan nunca tilde.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: