Noticias del español

|

| Emilia Pereyra
elcaribecdn.com, República Dominicana
Viernes, 21 de diciembre del 2007

LA @ Y LOS GÉNEROS

La Real Academia Española ha dejado claro en el Diccionario panhispánico de dudas que la @ no es un signo lingüístico. sin embargo, ya se sabe que el uso y las costumbres de los hablantes tienen un gran peso


Entre las novedades que nos han traído, en los últimos tiempos, las nuevas tecnologías y la búsqueda de un lenguaje no sexista, se encuentra el uso de la @ (arroba), bastante común entre los usuarios de los correos electrónicos y entre quienes intentan escribir en un lenguaje que incluya a los hombres y a las mujeres.

No obstante, la @ no es una creación reciente, aunque lo parezca. Es una medida de peso y de capacidad antigua, convertida en un símbolo de modernidad, dados sus estrechos vínculos con el internet y la informática.

El Diccionario de Real Academia Española de la lengua describe la @ como el símbolo empleado en las direcciones de correo electrónico, pero se sabe que era usado por monjes de la Edad Media, para acortar la preposición latina ad, que significa ‘a’, ‘hacia’.

Según hemos indagado, el uso de la @, en la informática, se debe que, en el inglés, el símbolo se denomina at, y en vista de que la preposición at significa ‘en’, se indica en qué dominio está alojada una dirección de correo electrónico.

En el afán que prevalece entre grupos sociales por lograr un lenguaje no sexista, la @ se está empleando mucho en la flexión de sustantivos, adjetivos, pronombres y artículos, para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina.

Por ende, es cada vez más frecuentes leer expresiones como «muchach@s», «l@s» o «novi@». Es evidente que el uso de la @ es un intento por «economizar» en la escritura y de ser correctos o equilibrados en el tratamiento de los géneros.

Sin embargo, la aparente solución, que no deja de resultar chocante, plantea dificultades prácticas y violenta la normativa. De entrada, no tiene correspondencia fónica, por lo que su uso es imposible en la lengua oral, como bien apunta la especialista María Gené Gil, del Observatorio de Neología de la Universidad Pompeu Fabra.

Puede que el uso de la @ sea completamente aceptado dentro de varios años y que incluso llegue a figurar como una letra más del abecedario. Por lo pronto, la Real Academia Española ha dejado claro, en el Diccionario panhispánico de dudas, que la @ no es un signo lingüístico.

Sin embargo, ya se sabe que el uso y las costumbres de los hablantes tienen un gran peso en la imposición de nuevas formas lingüísticas, y habrá que ver hasta qué punto la @ sentará reales y ampliará sus dominios en este mundo de cambios continuos y poderosas nuevas tecnologías.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: