Noticias del español

| | | | | | | | |

| A. Astorga (ABC, España)

La Real Academia enmienda el artículo progenitor: «Ser vivo que origina a otro»

«Dos personas del mismo sexo -señalan lingüistas consultados por ABC-, aunque se diga que están casadas, son incapaces de procrear».

 Como es de dominio público, Justicia dictó una orden -publicada el 3 de marzo en el Boletín Oficial del Estado- mediante la cual el término «padre» se sustituirá por el de «progenitor A» y la expresión «madre» por la de «progenitor B» en las inscripciones de nacimientos. Ante la ventisca que se levantó, el ministro López Aguilar rectificó para que «padre» y «madre» cohabiten con «progenitor A y B» en los registros. 

Navegando por el Diccionario de la Real Academia Española (www.rae.es) nos encontramos con una novedad en el vocablo pro-genitor/a: en su ángulo superior derecho cuelga un trazo rojo que reza: «Artículo enmendado». Progenitor/a tenía dos acepciones: «(Del lat. progenitor, -oris). 1. m. y f. Pariente en línea recta ascendente de una persona. 2. m. pl. El padre y la madre». El artículo enmendado, que es un avance de la XXIII edición del Diccionario, incorpora, entre las dos anteriores, esta nueva definición: «Ser vivo que origina a otro».

ABC pulsó la opinión de académicos y filólogos para que despejaran dudas. Valentín García Yebra, una de nuestras grandes autoridades en «de-sajustes gramaticales» -que con pasión ofrece a los lectores en la Tercera de ABC- es tajante: «El padre y la madre son los progenitores, por lo tanto no veo qué diferencia pueda existir entre padre y progenitor A y madre y progenitor B». Y a renglón seguido se pregunta: «¿Qué interés hay en evitar padre y madre. No tiene sentido sustituirlos». ¿Puede obedecer, tal vez, a alguna «modernidad» de Zapatero y su Gobierno? El lingüista rápidamente tercia: «Para mí es más moderno padre (que procede del latín pater-tris) o madre (del latín mater-tris) y que vienen de hace milenios». Y concluye: «Son ganas de no ajustarse a lo que piensa la gran mayoría de los ciudadanos».

Manuel Seco considera «absurda» la propuesta de emplear progenitor A y B por padre y madre: «Es inadecuada porque dos personas del mismo sexo, aunque se diga que están casadas, son incapaces de procrear».

El helenista Francisco Rodríguez Adrados lo ve más como «una broma» que como «algo serio»: «Es bochornoso. Se están pasando. Yo pienso que se trata de una iniciativa de este Gobierno para sumar votos. Dos personas del mismo sexo nunca podrán ser ni progenitor ni progenitora, ni lo primero ni lo segundo».

Gregorio Salvador concluye desde la «inquietud». «Todo esto me inquieta por una razón (y no porque esa propuesta vaya a progresar en la lengua): cuando históricamente cualquier gobierno o político pretende influir en la lengua, o cambiarla, ese intento supone un primer paso hacia el totalitarismo. Y como uno ha vivido ya cuarenta años bajo un régimen totalitario, pues se inquieta…».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: