Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Miércoles, 1 de diciembre del 2010

LA PALABRA: PANTAGRUÉLICO

Algunas personas preguntan el significado de la palabra «pantagruélico». Teodoro Petkoff, en un editorial de Tal Cual, hizo mención de lo que llamó «desmesura pantagruélica» del presidente Chávez. Muchos no entendieron el sentido de la frase, porque desconocían el mencionado vocablo.


Auque es una palabra culta, su uso no es inusitado. El DRAE la define de la siguiente manera: «Dicho de una comida: En cantidad excesiva. Festín pantagruélico». La definición es incompleta, no obstante lo cual la repiten, casi textualmente, todos los demás diccionarios que he consultado. En el uso corriente lo «pantagruélico» puede referirse, efectivamente, a una comida abundante, más exactamente excesiva, como en forma explícita lo registra el DRAE, pero es frecuente aplicarla también a cierto tipo de comportamiento humano, no necesariamente relacionado con el hábito de comer en demasía. De hecho, cuando Petkoff habla de la «desmesura pantagruélica» de Chávez, no se refiere a que este coma demasiado, de lo cual, por cierto, hasta donde se me alcanza nunca se ha hablado, no obstante que los llaneros tenemos fama, bien o mal ganada, de tragones, o, dicho en términos menos drásticos, de «ser buenos dientes».

El adjetivo «pantagruélico» deriva de Pantagruel, nombre de un famoso personaje de la novela Gargantúa y Pantagruel, de François Rabelais (1494-1553), uno de los más connotados clásicos de la literatura renacentista francesa.

En la novela, Pantagruel es un gigante, una de cuyas características es, ciertamente, su exceso en el comer, pero no era la única, pues se trata de un personaje sumamente ingenioso, original, atrevido, de gran simpatía, y en general lo que podría llamarse fuera de lo común.

Es evidente que en el uso corriente de la palabra, su significado relativo al exceso en el comer se fue extendiendo metafóricamente a todo tipo de exceso, y hoy cuando se habla de un sujeto o un comportamiento pantagruélico no se alude necesariamente a su exceso en el comer, sino a todo tipo de exceso. La «desmesura pantagruélica» que menciona Teodoro lo ejemplifica muy bien, pues es claro que se trata de una desmesura que se refiere a muchas cosas, dentro de las cuales seguramente no se incluye la de comer más de lo debido.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: