Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias (Caracas, Venezuela)
Domingo, 2 de setiembre del 2007

LA PALABRA: ENQUESARSE

La palabra «queso» es corriente en Venezuela, seguramente por designar un


alimento muy rico y variado, un verdadero manjar, frecuente en el menú de


los venezolanos de todas las clases y condiciones. El DRAE lo define como el


«Producto obtenido por maduración de la cuajada de la leche con


características para cada uno de los tipos según su origen o método de


fabricación».


El venezolano siempre ha sido gran aficionado a los quesos, y hoy es muy

rica y variada su producción, aparte de los muchos tipos que se importan de

otros países, especialmente España y Francia.

El ingenio venezolano le ha dado al vocablo «queso» una connotación

picaresca, referida a lo que en otros medios se conoce como peculado, robo

de los dineros públicos o enriquecimiento ilícito disponiendo, en los medios

oficiales o privados, de bienes ajenos. «Comerse un queso» o «enquesarse»

son expresiones que satíricamente se han empleado en nuestro país para

referirse a quienes, prevalidos de su posición, se enriquecen sin trabajar,

echando mano de los bienes, especialmente si es dinero en efectivo, que por

su posición están en capacidad de administrar. Es la forma más notoria y

común de corrupción que hemos padecido en Venezuela, pero sin ser un mal

exclusivamente nuestro.

La práctica de este delito ha generado otras expresiones también picarescas,

muy populares. Una es la frase con que suele expresarse caricaturescamente

el deseo de tener alguna posición que facilite el «enquesamiento»: «Yo no

pido que me den, sino que me pongan donde haiga». Otra es la respuesta que

se da cuando se le propone a alguien una determinada actividad o posición

en la cual el «queso» se posibilita: «¿Y cuánto hay pa'eso?».

La expresión, estudiada por el profesor Ángel Rosenblat en «Buenas y malas

palabras», viene del siglo XIX. Primero se decía «comer queso frito», y

luego quedó sólo en «comerse un queso» o «enquesarse». Su origen no está

claro, pero sí que fue expresión muy frecuente. Hoy está olvidada, no

obstante referirse a un tipo de comportamiento bastante común en Venezuela

y en muchos otros países, prácticamente en todas partes del mundo, aunque

con diversos grados de frecuencia y gravedad.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: