Noticias del español

| | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, Madrid (España)
Jueves, 3 de enero del 2008

LA LENGUA VIVA: NEOLOGISMOS

El entorno es lo que rodea al sujeto, pero más bien con otros de su misma especie. El ambiente apunta mejor al aspecto de la naturaleza, el medio natural o geográfico, la transformación de todo eso por la acción humana.


Pinedo se lamenta de que el DRAE no recoja la voz empatizar que ahora tanto se emplea. Su significado es claro: "ponerse en el lugar del otro". Supongo que el DRAE aceptará el término un año de estos. Hay que envidiar la gran capacidad que tiene el inglés para transformar los sustantivos en verbos. Así, de empathy, empathise, aunque ese verbo resulta todavía un neologismo lexicable. No sé si ese adjetivo es correcto.

José Antonio Martínez Pons se opone a "la costumbre inglesa de hacer verbos de los sustantivos" que se concreta, por ejemplo, en el verbo priorizar. A don José Antonio esa palabra le resulta horrísona. Asimismo rechaza lo de puntual en el sentido de "concreto, caso aislado". Pues está usted perdido don José Antonio, pues el uso de los españoles acepta sin remilgos esos dos anglicismos. Están incorporados en el Diccionario del español actual de Manuel Seco y colaboradores. Todavía no ha entrado el verbo agendar (= incorporar a la agenda un compromiso, mirar de encajarlo en el conjunto de obligaciones). No tardará en hacerlo, pues ese verbo, tan necesario, ya se usa. No veo por qué no vamos a importar la excelente facilidad del inglés para derivar verbos de los sustantivos. No es algo que sea ajeno a la estructura de la lengua española, siempre que se haga con gracia y eufonía.

Luis Vicente apunta la traducción adecuada para environment: entorno. No me hace muy feliz. Mejor me parece ambiente, que se deja adjetivar muy bien: ambiental. El entorno es lo que rodea al sujeto, pero más bien con otros de su misma especie. El ambiente apunta mejor al aspecto de la naturaleza, el medio natural o geográfico, la transformación de todo eso por la acción humana.

José María Navia-Osorio comenta mi arrobo ante la palabra idiopático (= no se saben las causas de una dolencia). "Pero guapo, guapo es lo de criptogenético. Es un matiz de lo idiopático. En este caso (de criptogenético) no sabemos la causa de la enfermedad porque no la sabe nadie; en las idiopáticas no la sabemos, pero es solo porque no la encontramos".

Víctor Martínez anota el letrero que figura en un parking cerca de su casa: "Se admiten coches a pupilaje". Don Víctor considera que esa expresión resulta ininteligible. Cierto es con los diccionarios al uso. Se supone que se trata de un contrato de alquiler por el que el aparcamiento se encarga de guardar los coches de los particulares mediante el pago de la una tarifa introducida a través del catalán, que se fundamenta en la idea de que el "pupilo" es una figura de una persona protegida por otra. Por ejemplo, pupilo es el residente de una pensión, el deportista de un club, la prostituta de una casa de tolerancia. Ahora le toca a los coches esa protección o custodia.

Mark Terrence Sánchez propone la voz efervescencia para comprender el agradable sabor picante de la menta. En cuanto al adjetivo para calificar los viernes, don Mark adelanta sextaferial, dado que sextaferia en gallego equivale al viernes. No me convence mucho, pero ahí queda.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: