Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
El Universal (Venezuela)
Viernes, 15 de junio del 2007

LA LENGUA EN SALSA: PECADILLOS

¿Sabía usted que tal vez puede escribirse junto o separado, y que puede decirse quizá o quizás?


Por donde usted lo mire encontrará pecadillos, unos más graves que otros, pero todos al fin son pecadillos. Es que nadie está exento de ellos, y cuando digo nadie es nadie, y a la prueba me remito. En una de las novelas de un gran escritor venezolano, sale esta perla: El hombre salió afuera. El más desprevenido lector se dará cuenta ipsofacto, de que si salió no va a ser para adentro. Y hace ya algún tiempo un especialista en estas cosas del idioma, en uno de sus libros nos habla de una aclaratoria, cuando sabemos que aclaratoria es un adjetivo y por lo tanto va referido a un sustantivo: una noticia aclaratoria, un discurso aclaratorio, una intervención aclaratoria, pero hay que decir una aclaración o la aclaración, porque aclaración es un sustantivo y ellos van generalmente precedidos de un artículo. Por eso decimos la mesa, la casa, el perro, el árbol, la camisa y la aclaración, como tantas veces hemos repetido en esta columna. Y de ser necesario, seguiremos insistiendo.

El acápite anterior surgió esta mañana, cuando leía El Universal y en una propaganda inmensa al final de una prédica a favor de la patria, remataba en letras gigantes lo siguiente: ¡Venezuela se respeta! Más rápido que inmediatamente me di cuenta del gazapo. Ahí lo que se dice es que Venezuela se respeta a sí misma, pero lo que quería decir el autor de la propaganda era lo siguiente: ¡A Venezuela se respeta!, que no es lo mismo ni se escribe igual.

Lo que voy a exponer a continuación debe interesar principalmente a los periodistas deportivos, pero también a todos los acuciosos del idioma nuestro, que me consta que son muchos. Se trata de lo siguiente: Hay un jugador de beisbol (con acento), venezolano, y que muy frecuentemente aparece su nombre resaltado en las páginas de Deportes. Se trata del jugador de apellido Abréu. Este apellido jamás lo he visto escrito correctamente, porque debe llevar acento gráfico en la e, y todos los periodistas deportivos se lo mezquinan: Abréu. Para más señas, la Real Academia tiene una organización que se llama Fundéu que, por supuesto, en todas partes aparece con su tilde.

Otro problemita que he captado en la televisión y en algunos escritos por allí, es el uso de los números terminados en un, para formar el femenino, especialmente veintiún. En la televisión he oído a reputados locutores decir: veintiún mujeres, cuando lo correcto es decir veintiuna mujeres, porque el femenino de veintiún es veintiuna. ¿No es cierto? Más gallo no canta un claro.

¿Sabía usted que a la tocineta en España se le llama beicon y bacón, del inglés bacon, pronunciado [béicon]? En América usamos tocineta, en Colombia y otros países caribeños, panceta. ¿Y sabía usted que la palabra poeta se aplica también a la mujer? Miguelina es una excelente poeta (o poetisa).

¿Sabía usted que tal vez puede escribirse junto o separado, y que puede decirse quizá o quizás?

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: