Noticias del español

| | | | | | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Jueves, 8 de enero del 2009

LA LENGUA EN SALSA: EL VERBO JALAR ES CONSIDERADO DE USO EN EL LENGUAJE COLOQUIAL

¿Halar o jalar? Siempre se oye el uso del verbo jalar que muchos piensan que está mal pronunciado. La verdad es que ambas formas son admitidas por la Academia. De allí la expresión correctísima: Jalar mecate. Por cierto, el verbo jalar es considerado como de uso en el lenguaje coloquial.


Una anécdota: Estaba mi esposa Luchy en la ferretería con el plomero comprando unas piezas mientras yo esperaba en el coche. Ella escribió algo sobre el mostrador, cuando un caballero le preguntó: ¿Es usted docente? Ella le contestó afirmativamente y agregó: ¿Por qué me lo pregunta? El caballero le dijo: Porque observo que al apellido Álvarez usted le acentuó la A, pese a ser mayúscula, como recomienda el profesor Ramos Méndez. Ella le contestó: Ramos Méndez es mi esposo, el que está en el carro. El señor se acercó a mí y me dijo: ¡Mucho gusto! Soy Isaías Espinoza. Leo todos los días y envío su columna a mis hijos en el exterior. Fue un momento sorpresivo y agradable.

Apersonarse

¿Cuál es la diferencia entre personarse y apersonarse? ¿No la sabe? Pues pronto la sabrá: Personarse es un verbo pronominal que significa: Presentarse personalmente en una parte. 2. Dicho de una persona: Reunirse con otra para tratar algo. 3. En Derecho: Comparecer como parte interesada en un juicio o pleito. Apersonarse estambién un verbo pronominal cuyo significado es igual que personarse, comparecer.

Observe que coloco Derecho con la letra inicial mayúscula. Esto se usa para todas las materias y carreras: Medicina, Abogacía, Matemáticas, Geografía, Física, Química, etc. Muy distinto a cuando escribo con minúsculas: La medicina que yo tomo es excelente. Ahí te falló la matemática. La geografía de los Andes es exuberante. La química de los organismos, etc.

Humor: Como los candidatos a la Presidencia de la República se dedican a cargar niños y saludar cariñosamente a viejecitas, lo que no repiten después cuando llegan a la Presidencia, en una ocasión, cuando Lusinchi iba a abrazar a una ancianita, ella le dijo en voz alta, que todo el mundo oyó: ¡Doctor Lusinchi, usted tiene cara de bebé! El futuro presidente, pasándose la mano por el rostro, respondió enseguida: No es para tanto, señora. Ella le replicó: ¡Cara de bebé caña! Por supuesto que se trata de un chiste, que nunca faltan en el humor venezolano.

Otros decires: Tener rabo de paja. Nunca digas: de esa agua no beberé. Dicho por el que te conté. Un barbero afeita a otro. Como por encanto. Como quien no quiere la cosa. Cuando la rana eche pelos. Están cachaos. Cuando hay santos nuevos, los viejos no hacen milagros.Con pie de plomo. Cría fama y acuéstate a dormir. A las mil y quinientas. A los carajazos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: