Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Jueves, 1 de octubre del 2009

LA LENGUA EN SALSA: ¿ALUNIZAR-AMERIZAR?

Si consideramos un descenso en Júpiter, Saturno o Venus, ¿cómo los llamaríamos?


Ha habido puntos de vista diferentes entre los especialistas en nuestra lengua materna, referentes a los verbos amarizar, amerizar, aterrizar, y alunizar, más los correspondientes descensos en los diferentes planetas. Lo que sí es cierto es que la Real Academia ha considerado las posiciones de gente sumamente preparada, y para este año, las conclusiones de la docta corporación son las siguientes:

Cuando un hidroavión se posa sobre una superficie líquida, llámese río, mar, lago, etc., se le nombra y siempre se le ha nombrado amarizaje, proveniente del verbo amarizar, pero resulta que posteriormente surgió el verbo amerizar con su correspondiente sustantivo: amerizaje, que fue considerado e incluido en la vigesimosegunda edición del DRAE. En conclusión, tenemos los dos verbos: amarizar y amerizar con sus sustantivos derivados; amarizaje y amerizaje. Creo que hasta aquí el asunto está clarinete.

El problema comenzó cuando un vehículo espacial se posó en la Luna. Los especialistas se hacían la siguiente pregunta: ¿El vehículo aterrizó o alunizó en la Luna? No eran pocos los que opinaban que debía usarse el verbo aterrizar, porque este no significa posarse en el planeta Tierra. Para hacer un cuento corto, de uno largo, les diré que la Academia optó por aceptar el verbo alunizar y su correspondiente sustantivo: alunizaje.

La definición que trae la Academia es la siguiente: 'Dicho de una nave espacial o de un tripulante de ella: Posarse en la superficie de la Luna'. Lo que mortificaba a los especialistas es que si una nave se posa en Marte ¿deberá llamarse amartizaje del verbo amartizar?, cosa que en principio suena lógica, pero si consideramos un descenso en Júpiter, Saturno o Venus, ¿cómo los llamaríamos?

La conclusión es que se use el verbo aterrizar en todos estos improbables casos, habida cuenta de que el verbo aterrizar no tiene nada que ver con el planeta Tierra, sino que se entiende que significa posarse en el suelo. Amarizar y amerizar con sus correspondientes sustantivos amarizaje y amerizaje significan posarse en el mar. Con la observación de que amarizar también significa sestear el ganado vacuno, y sobre el ganado lanar, copular.

Otros decires: Dios escribe torcido con líneas rectas. ¡Que siga la parihuela! Los asuntos de palacio, van despacio. No cabía ni un alfiler. Despacharse y darse el vuelto. Más es la bulla que la cabuya. ¿Quién te manda? La ocasión hace al ladrón.

Pensamientos de altura: Lo que más me molesta no es que me hayas mentido, sino que de aquí en adelante no podré creer en ti. Frederick Niestzsche. Cuando hables procura que tus palabras sean mejores que tu silencio. Proverbio hindú. El más difícil no es el primer beso, sino el último. Paul Geraldy. A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse. Gabriel García Márquez.

Un poco de humor:

¿Si algunos meses tienen 31 días? ¿Cuántos tienen 28? Respuesta: Todos. ¿Está prohibido en California, casarse con la propia viuda? Respuesta: No puedes, porque estás muerto. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: