Noticias del español

| | | | | |

| Piedad Villavicencio Bellolio
El Universo, Guayaquil, Ecuador
Domingo, 15 de agosto del 2010

LA ESQUINA DEL IDIOMA: ¿SE DEBE DECIR CONSOMÉ O CONSUMÉ?

Al caldo concentrado de pollo o carne suele denominárselo consomé. Este vocablo se originó del francés consommé cuyo significado es 'consumado', palabra que, según los diccionarios del siglo XVIII, equivale a 'caldo de ternera, pollo u otras carnes que se hace sacando la sustancia que hay en ellas'.


En los primeros años de ese siglo los caldos o consumados se cocían en baño de María y se preparaban en las boticas. También se los conocía como «medicamentos» por su alto poder reconstituyente e, incluso, se hacían únicamente para nutrir a las personas enfermas.

Todavía en el siglo XX, consumado y consomé figuraron como sinónimos en el Diccionario de la lengua española, de la RAE, ediciones de 1970, 1983 y 1989; pero en la última década, el sustantivo consomé se publicó con una sola acepción: 'caldo de carne concentrado' (1992). Esta definición se mantiene en la actualidad (siglo XXI).

La forma «consumé» (con u) no tiene prestigio, razón por la que se da más en la pronunciación que en la escritura, y en ámbitos poco formales. El habla esmerada prefiere la grafía «consomé».

Este fenómeno lingüístico ocurre, posiblemente, por analogía con su familia léxica (consumado y consumar) o con su campo semántico (para obtener el consomé, el líquido se consume por efecto de la prolongada ebullición).

CONSUMAR Y CONSUMIR

Aunque comparten algunos matices como 'acabar' y 'terminar' no funcionan como sinónimos. Consumar es hacer algo de manera total. Es culminar una acción, terminar un proceso. Consumir es gastar, aniquilar, extinguir, destruir.

En el caso de este análisis, consumar es someter las carnes a una cocción prolongada o total hasta obtener el concentrado o consumado, caldo sustancioso que después hay que consumir.

Esmaltado y esmaltación

Consulta: En las fábricas de cerámica se realiza el proceso de agregar esmalte al bizcocho cerámico, antes de su cocción. Para referirse a este proceso se emplean las palabras esmaltado y esmaltación. ¿Cuál es la forma adecuada de llamarlo? (Ing. Mario Gustavo Vicente R.).

Respuesta: Esmaltado es la acción y efecto de esmaltar, verbo que a su vez significa 'cubrir con esmalte o barniz vítreo'. Este barniz se adhiere a la cerámica por medio de la cocción.

La palabra «esmaltación», exactamente así, no ha ingresado a los diccionarios, pero figuran sus elementos: verbo esmaltar + sufijo –ción. Este sufijo expresa la acción de lo que se indica en la base o raíz, que en este caso es esmalt-. De ahí que esmaltación también denota 'acción y efecto de esmaltar' o 'poner esmalte o barniz'.

Por lo tanto, esmaltado y esmaltación pueden funcionar con sentidos equivalentes; pero en sí el vocablo que tiene más acogida o difusión es «esmaltado», pues el solo hecho de constar en los diccionarios le da crédito y ventaja sobre la otra voz.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (DRAE) Y TESORO LEXICOGRÁFICO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE); DICCIONARIO CLAVE.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: