Noticias del español

| | |

| Magaly Degracia
prensa.com, Panamá
Viernes, 11 de abril del 2008

LA AGONÍA DEL IDIOMA ESPAÑOL

Cada día que pasa, me sorprende más ver cómo nuestro idioma español sufre mutaciones en el lenguaje cotidiano; inclusive, al mirar a nuestro alrededor me percato de que estamos rodeados de un mundo en donde la ortografía parece que se fue al trasto.


Laboro en un colegio con estudiantes del décimo grado, y me sorprende que en este nivel en donde por lo general coinciden estudiantes que han hecho sus estudios en diferentes escuelas, todos tengan un denominador común en las fallas de lectura y la pésima ortografía.

Esta preocupación también la comparten otros colegas docentes que se ven obligados a llevar su asignatura a un ritmo más lento para poder corregir faltas relacionadas con el idioma español; pero nuestra preocupación mayor radica en que no solo es un problema de los estudiantes, sino del país entero.

Hace un par de semanas, casi sufro un colapso nervioso cuando viajaba como pasajera en un automóvil. Mirando los letreros de distintos establecimientos, mientras avanzaba en medio de un tranque, leí con estupor el letrero de un restaurante que decía «Havierto», con luces neones que invitaban a pasar al local. Quiero pensar que era una táctica publicitaria del lugar, pero mucho me temo que no era así.

No necesitamos ir muy lejos para encontrar los mismos errores, basta con prestar atención a los cintillos de mensajes que se pasan por la televisión, así veremos que muchas de las personas que envían dichos mensajes escriben verdaderas barbaridades.

Estoy convencida de que parte del problema proviene del uso y abuso de la tecnología. Al hacernos la vida más fácil con la computadora, hemos obviado la parte significativa del uso de la escritura y del análisis básico que se adquiere con cualquier lectura.

Actualmente, un estudiante promedio acostumbra a realizar sus tareas con el clásico «copiar y pegar» de cualquier sitio en la internet. Ni siquiera se toman el tiempo de leer para comprender si el contenido tiene que ver con lo que están investigando. Basta con que el enlace de la página del buscador lo mande al sitio para hacer su copia y entregarlo como tarea.

Hay docentes de primaria, como la maestra de mi hijo, a quien felicito por su iniciativa, que incluyen como tarea diaria el reescribir cualquier artículo de periódico en un cuaderno. De esta manera, cumple con dos objetivos: que forzosamente los niños lean, a la vez que ejercitan la escritura manual.

Ojalá, más docentes tomen también este ejemplo y hagan un alto por salvar nuestro idioma, así lograremos que la celebración de la semana del idioma no sea solamente eso… una celebración más.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: