Noticias del español

| Antonio FontanaABC.es

José Antonio Pascual: «El diccionario es como el agua oxigenada»

«No es lo mismo ostentoso que ostentóreo». Lo recuerda José Antonio Pascual, vicedirector de la Real Academia, en este ensayo sobre las palabras y el juego de la lengua.

Foto: Ángel de Antonio (ABC.es)El ADN de las palabras es lo que investiga José Antonio Pascual en «No es lo mismo ostentoso que ostentóreo». Una reflexión sobre nuestra lengua, que, como señala el vicedirector de la Real Academia Española, «hablamos familiarmente, en zapatillas».

¿Tan mal hablamos los españoles?

No, aunque no conozco a nadie que diga que hablamos bien. Es como el tiempo: siempre se queja uno de él. Claro que hay muchas personas que hablan muy mal; pero también hay muchas que hablan muy bien. Como profesor, lo que debo hacer es animar a hablar bien y no partir del derrotismo de que se habla muy mal. Las cosas han cambiado. Hoy, ante una duda, puedes consultar el diccionario gracias a un teléfono móvil. Hace veinticinco años, tenías que esperar a llegar a casa para consultar el diccionario…, si es que en tu casa había un diccionario. Ahora existen muchas más posibilidades, casi todo el mundo sabe leer y escribir, disponemos de medios con los que antes no contábamos; tenemos, por tanto, la posiblidad de hablar mejor. Otra cosa es que, si cometes una equivocación escribiendo o hablando por la radio o en televisión, se difunda, se magnifique. Pero son flores de un día: terminan desapareciendo. El problema no está en equivocarte, el problema está en no tener intención de hablar bien. Si jugamos con otras cosas, ¿por qué no vamos a jugar con la lengua?

¿Castellano o español?

Los dos. El diccionario de la Academia se llamó hasta poco antes de mediados del siglo pasado «Diccionario de la lengua castellana», y luego, «De la lengua española». Y en el pasado hubo un gran diccionario, el de Covarrubias, que se llamó «Tesoro de la lengua castellana o española». Castellano y español son sinónimos.

¿Una lengua, para estar viva, necesita ser promiscua?

Sin duda. Una lengua tiene que cambiar y tiene que contagiarse. No hay que justificar el cambio, no hay que justificar la mezcla: los buscamos. El cambio es algo connatural con las lenguas. Las lenguas puras no existen. Quienes crean que pueden tener una lengua pura se están engañando. Póngase a estudiar inglés y alemán. En tres meses logrará entender bastantes palabras en inglés; en alemán, no, porque ha sido una lengua que ha frenado mucho más los préstamos.

¿Cuántas palabras contiene el español?

[…]

Leer más en ABC.es

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: