Noticias del español

| | | | | |

| María del Rosario Molina
prensalibre.com, Guatemala
Miércoles, 11 de abril del 2007

HORRORES IDIOMÁTICOS Y ALGO MÁS: ASESINOS DEL IDIOMA

Dedico esta columna a criticar algunos gazapos nuevos que ya llegan a verdaderos crímenes de lesa sintaxis española.


Primero quiero referirme a esa espantosa palabreja que ya entró en nuestro país, nacida según el Diccionario panhispánico de dudas en Suramérica: «Recarnetización».

«Carnet», término francés que tiene muchas acepciones en ese idioma, v.gr., libreta, agenda de direcciones, talonario y otras más que aquí no interesan, se ha traducido al español y ha sido aceptado por el DRAE como carné: Librito de apuntaciones. / Documento a favor de una persona que le permite ejercer ciertas actividades o la acredita como miembro de una institución, etc., pero en ninguno de ambos idiomas están aceptados los verbos «carnetizar» y «recarnetizar», ni su acción y efecto: «recarnetización».

Son, pues, un «invento» ignorado por el DRAE y mal visto por el Panhispánico de dudas. Las instituciones que quieran dar a sus miembros nuevos carnés, o renovárselos, para que puedan seguir utilizándolos, lo que tienen que hacer es darlos o actualizarlos, pero de ningún modo «recarnetizar».

Recientemente he leído no recuerdo en cuál periódico: «El reo se juzga por el asesinato contra…». No, señores, no hay asesinatos contra, como tampoco hay violaciones, heridas, emboscadas, secuestros o robos «contra», sino «de» o «a».

Sí pueden cometerse delitos «contra» la ley, tramar complots contra un gobierno, atentar contra la vida de las personas, luchar contra el enemigo o tomar remedios contra la tos. La dicha preposición es la adecuada cuando se indica oposición o contrariedad.

Calcadas del inglés, he leído oraciones semejantes a la siguiente: «Las niñas fueron abusadas por los malhechores, quienes las dejaron atadas».

En español nadie puede ser abusado por nadie, porque abusar es un verbo intransitivo que no puede pasarse a la voz pasiva. Sí pueden los malhechores «abusar de cualquier persona» gracias a la impunidad reinante en el país.

«Una previa: les informamos que…» leí hace poco, y está mal: Previo/a es un adjetivo que modifica sustantivos. De ningún modo funciona como estos últimos. Es adecuado decir: «Previa cita, la nueva ministra los recibió.» o «tras una cita previa…». «Una previa permitió…» es volver sustantivo a un adjetivo, así como así, sin razón previa.

Tampoco tiene uso adverbial: «Previo al banquete, los invitados vieron una documental» es un solecismo y no lo es menos «los informamos que», pues por su régimen preposicional informar no acepta objetos directos. Debería decirse: «los informamos de que…».

Es lógico que se admitan localismos, e incluso que se acepten ciertos neologismos necesarios, pero tengo la esperanza de que en la nueva gramática que ya fue aprobada por la RAE y sus correspondientes de habla hispana no sean bien recibidos los solecismos, o sea, los atentados en contra de la sintaxis.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: