Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa, (Nicaragua)
Martes, 5 de mayo del 2009

HABLEMOS DEL IDIOMA: GRIPE O INFLUENZA

Gripe viene del francés, influenza, del italiano.


En los últimos días lo medios de comunicación han estado muy atentos a los acontecimientos relacionados con el brote de gripe en México y que amenaza con extenderse por la región.

Unos hablan de influenza, otros de flu y también le dicen gripe. Por eso es necesario aclarar este asunto: En español se llama gripe, en inglés le dicen influenza o flu.

Miren como son de curiosas las lenguas, que gripe viene del francés y flu o influenza, son italianismos que se hospedaron en el inglés, y ahora nos llegan de vuelta, globalizados ante esta oleada de gripe porcina.

Influenza nace en el bajo latín como influentia, y así aparece en el siglo XIV en ciertos tratados médicos. Según referencias históricas en el año 1504 la fiebre escarlatina, asoló a Italia, fue una gran epidemia y se le llamó influenza di febre scarlattina.

En lengua italiana, de donde procede influenza, allá por el siglo XV, se usaba para referirse al contagio de una enfermedad, como la «influencia» que una persona enferma ejercía sobre otra. También con el significado de «brote» de una enfermedad.

Sucede que en 1743 los italianos sufren los embates de una gran epidemia de gripe, cuyos tentáculos se extendieron por Europa, entonces comenzaron a llamarla como influenza di cattarro (brote o epidemia de catarro), pero el nombre resultaba muy largo y se quedó como influenza y después su significado quedó reducido a gripe.

¿Por qué se cambió a gripe? Son los misterios de la lengua, recuerden que el francés fue durante muchos años la lengua de moda, la que aprendían los intelectuales y aristócratas, y el nombre gripe llegaba desde el francés, en 1782, fecha en que también arribó al inglés, donde además para 1843 la denominan flue, término que evoluciona a flu.

En inglés ancló el término italiano y en español nos quedamos con el francés. Y ahora nos llegan de regreso los italianismos como queriendo quedarse con nosotros.

La verdad no deseamos ni al término ni a la enfermedad que designa y ojalá que se extinga muy rápido.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: