Noticias del español

| | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa (Nicaragua)
Martes, 16 de octure del 2007

HABLEMOS DEL IDIOMA: EL PÁRRAFO

El párrafo es el sustento de nuestros escritos, por eso deben redactarse muy bien.


El párrafo es una unidad gráfica y de sentido. Se puede determinar desde el punto de vista formal y conceptual.

El párrafo formal se inicia generalmente con sangría y letra mayúscula y termina con punto y aparte.

Pero al referirnos al párrafo conceptual debemos recordar que contiene ideas entrelazadas y con una jerarquía entre ellas, que parte de la oración central.

Si consideramos todos esos elementos podemos afirmar que el párrafo es una estructura lingüística que expresa el desarrollo de una idea central y está formado por una o varias oraciones.

Una de estas oraciones se llama oración principal, debe ser precisa y englobante. Cuando está ubicada en el centro del párrafo, las oraciones llevan un movimiento ascendente y giran en torno a esta.

Las oraciones secundarias complementan la oración principal y definen los atributos y cualidades de ella.

Además todo párrafo contiene elementos de enlace que permiten establecer nexos y relación entre las ideas de un párrafo. Un párrafo puede ser elaborado atendiendo uno o más de los métodos de desarrollo del párrafo.

Hay varios métodos para elaborar un párrafo. Se debe considerar definir o describir una forma concreta y con un orden establecido el objeto, animal, ciencia o elemento que se desea desarrollar, luego las oraciones deben enfatizar las cualidades y factores diferenciales.

Pueden ser otros criterios como la antítesis, comparación y ejemplos para darle versatilidad al párrafo. También, definir causas y consecuencias, o dar una argumentación.

Al redactar un párrafo debemos escribir claro, coherentemente, breve y original. Por ello se deben tomar en cuenta ciertas cualidades que ayudarán a la presentación clara y precisa del mensaje, como la unidad de sentido y la coherencia.

La unidad determina el criterio de redacción de un párrafo. Todas las oraciones de un párrafo deben estar relacionadas con la oración principal para que pueda decirse que hay unidad. Todas las ideas deben tratar sobre un mismo tema o asunto.

La coherencia consiste en seguir el orden lógico de las ideas que conforman el párrafo. Es decir, todas las oraciones se suceden en un orden lógico y natural; ayudando a mantener la idea principal.

La coherencia se manifiesta cuando usamos elementos de enlace y de transición. Estos elementos agilizan y facilitan la expresión de las ideas. Se usan diferentes clases de nexos que ayudarán a presentar un mensaje claro y coherente. Estos son: proposiciones, conjunciones, pronombres relativos y adverbios.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: