Noticias del español

| | | | |

| Saraí Campech
Once Noticias (México)
15 de febrero del 2006

HA MODIFICADO LA TECNOLOGÍA EL USO LENGUAJE Y LA COMUNICACIÓN ESCRITA

Han pasado 130 años desde que Graham Bell, legó al mundo la comunicación por teléfono, desde entonces la evolución ha recaído en los celulares, hasta el contacto por internet; herramientas que han facilitado la vida de todos.


Sin embargo, estos aparatos han incorporado instrumentos que más que avance, para algunos, representan un retroceso; específicamente en lo que se refiere al uso adecuado del lenguaje y la comunicación escrita.

Nueva forma de comunicación en la que la velocidad de respuesta, falta de espacio y costo, han modificado la gramática.

«A las palabras les cambias las letras, las abrevias, les quitas letras, por ejemplo la "e" casi siempre se omite, la "c" la cambias por "k"», comentó Montserrat Gómez, estudiante.

Hecho que ha llamado la atención de quienes se dedican a la supervisión del uso adecuado de las letras, palabras, los puntos y las comas.

«Esa forma de escribir se queda en lo que escriben después, en lo que escriben en otros momentos, y entregan trabajos, reportes de lectura, etcétera, con las mismas maneras de escribir, que resulta bastante incomodas, como una k, una e; en lugar de "que", que sería lo hispánico», dijo Arturo Hernández, académico de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma.

«Poco a poco se va constituyendo una nueva sintaxis, una nueva ortografía para estos mensajes electrónicos que a mi personalmente como estudioso de la lengua no me preocupa, más bien me alegra que ahora se esté usando», manifestó José G. Moreno de Alba, director de la Academia Mexicana de la Lengua.

Puntos de vista que, por uno de los lados de la balanza, se sopesa como un reencuentro con la escritura.

«Yo creo que los jóvenes usaban muy poco la lengua escrita, no escribían mensajes, cartas, por ejemplo, no daban mensajes escritos a sus amigos, a su novia, ya se había acabado esa idea romántica de escribir tarjetas postales, o cartas de amor a las novias, como que se estaba perdiendo la capacidad que tenemos de escribir», opinó Moreno.

Y en el otro, se vislumbra como un empobrecimiento del lenguaje. Una realidad no muy lejana si consideramos el descenso en el vocabulario de los estudiantes de secundaria de 800 palabras a tan sólo 300.

«Están escribiendo de una manera que después no les va a permitir escribir como otras personas, para comunicarse con más personas», agregó Hernández.

«Sí, se comen mucho las letras, yo siento que es mucho por disminuir esfuerzo, y eso obviamente les va modificando el lenguaje, después ya no saben cómo se escriben las palabras», dijo Roberto Curiel, profesor.

De acuerdo con los jóvenes esta forma de escribir, más que una deformación lingüística, tiene que ver con cuestiones prácticas o simple moda.

«Cuando el profesor no revisa los cuadernos, pues sí trato de escribirlo a mi forma. También los escribo así para que no cualquiera los pueda leer», declaró Karla Chávez, estudiante.

Al menos en México, el uso de estos modismos, no sería tan amenazante si las bases académicas estuvieran bien cimentadas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: